Tag Archives: sinceridad

Cómo tratar con las “familias políticas”

30 Sep 2013

La mañana de la Cope. Olga Córdoba Iñaki Vázquez Javi NievesComo muchos pudisteis escuchar el pasado viernes 27, tratamos en nuestra colaboración habitual en el programa que dirige y presenta Javi Nieves, “La mañana de la Cope” el tema de las familias políticas. Aquí os dejamos algunos puntos de reflexión, que pueden resultar útiles e interesantes a la hora de mejorar la relación con nuestros suegros y cuñados, pero también la de ellos con nuestra pareja. Ahí van:

Poned límites claros a la relación con las familias respectivas. Puede ser más o menos estrecha, pero siempre que os sintáis cómodos los dos. En caso de no tenerlo claro, habladlo y llegad a pactos que os satisfagan a ambos.

No hables mal de tu pareja a tus padres. Por un lado les das permiso para que ellos también lo hagan, y por el otro, aunque a ti se te olvide o no le des tanta importancia, ellos lo recordarán siempre.

-No “impongas” a tu familia a tu pareja, y viceversa.

-Tu familia no es mejor o peor que la suya, es distinta. Criticarles es en parte criticar a tu pareja.

-Sentir que nuestra pareja se pone sistemáticamente de lado de su familia puede ser muy doloroso. No lo hagas también tú.

-A veces hay que defender a tu pareja delante de tus padres, aunque no tenga razón.

-Nuestra familia nos quiere y se preocupa por nosotros. Aunque pueda molestarnos, si nos trasmiten preocupación respecto a nuestra pareja, conviene mirar detrás de sus palabras por si hay algo que podemos mejorar en nuestra relación.

-En parejas en crisis, cuantas más personas “participan” y opinan, peor suelen ir las cosas.

Estos y otros temas salieron durante la conversación con Javi Nieves y Maria de Meer. Aquí tenéis el enlace del audio completo.

http://vod.cope.es/audio/2013/09/27/audio_13802829931498522884.mp3

Y como siempre, os remitimos a nuestro libro “Ysinembargotequiero: claves para una buena vida en pareja”, para saber más sobre el mundo de las relaciones. No olvidéis dejarnos vuestras experiencias y comentarios. ¡Un saludo a todos y buena semana!

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

Entrevista en el programa de Antena 3 Nova “Qué me pasa doctor”, con el Dr. Bartolomé Beltrán

18 Mar 2013

Como ya sabéis, el pasado día 3 de Marzo fuimos entrevistados en el programa de Antena 3 Nova “Que me pasa doctor” que dirige y presenta nuestro querido compañero el Dr. Bartolomé Beltrán. Durante el programa presentamos nuestro libro y pudimos desgranar algunas de las claves para conseguir una buena vida en pareja. Para todos aquellos que no lo pudisteis ver en directo, aquí os dejamos el video con el programa completo. Para nosotros fue una estupenda experiencia y queremos agradecer tanto a Bartolomé Beltrán como a todo su equipo por su excelente trato y amabilidad. Esperamos que os guste, y no olvidéis dejarnos vuestros comentarios.

¡Ah! y una primicia de última hora. Dada la buena acogida del programa y el interés que suscitó entre los telespectadores, volveremos con una segunda entrevista el próximo sábado día 30 de Marzo. ¡Os esperamos!

5 comentarios. Deja tu comentario →

LAS RELACIONES “TÓXICAS” DE PAREJA

17 Ene 2013
Tras el enamoramiento, puedes descubrir que tu pareja es "tóxica".

Tras el enamoramiento, puedes descubrir que tu pareja es “tóxica”.

En el transcurso de una relación, atravesamos diferentes etapas que van unidas a un mayor conocimiento y descubrimiento hacia el otro. Al principio existen muchos más elementos de seducción y de atracción hacia tu pareja, desplegando todos nuestros mejores encantos personales. Pero conforme nos vamos sintiendo más comprometidos y más cómodos, nos permitimos compartir también esas facetas de nuestra personalidad, que nos gustan menos, pero que también forman parte de nosotros.

A medida que aumenta la relación de intimidad, va surgiendo la necesidad de mostrarse tal y como somos, sin la necesidad del principio de exponer sólo nuestros puntos fuertes. En general, poder llegar hasta aquí e ir madurando la relación, intercambiando pasión y desenfreno por intimidad, comprensión, empatía y dar cabida al verdadero amor, es muy positivo.

Pero ¿Qué sucede si cuando nuestra pareja se relaja y se muestra tal y como es, con sus virtudes y sus defectos, comenzamos a observar y a sentir actitudes que nos desagradan? ¿Y se trata de una “persona tóxica? 

¿A qué llamamos personas tóxicas?

Usamos este término porque es muy gráfico. Son esas personas que atraen a los problemas, que sienten que la vida les trata injustamente, que sus vidas están llenas de dificultades y además no se responsabilizan de lo que les sucede. Casi siempre tienden a culpar a su entorno de lo que les pasa, colocando fuera de ellas la responsabilidad.

Encontramos parejas tóxicas, verdaderos “vampiros de energía emocional”. Se colocan en la posición de dependencia, demandantes de todo tipo de atenciones. Cuando no consiguen las expectativas que esperan recibir, se instalan en la eterna queja, en la crónica insatisfacción.

Muchas veces coincide que son personas muy celosas, lo que les lleva a veces a mostrarse irritables e incluso algo tiranas. Generalmente se trata de personas con baja autoestima, con carencias y conflictos que tienden a proyectarlos en su pareja haciéndole a su cónyuge responsable (cuando no el culpable) de todas sus desgracias. Alternan entre el rol de sumisión y de poder, pero con frecuencia necesitan degradar al otro para sentirse mejor. No suelen tener problemas exclusivamente con su pareja. Generalmente concluyen que el mundo es injusto, que además tienen mala suerte y que la vida les trata mal.

Si tras una primera etapa de enamoramiento, aunque haya sido preciosa, descubrís que vuestra pareja puede ser una persona “tóxica”, os aconsejamos que reflexionéis y seáis sinceros y coherentes.

Tal vez sea el momento de escuchar las opiniones de vuestro más íntimo entorno (familia y amigos) y vuestras propias percepciones y los sentimientos que os despiertan sus actitudes. Después llega el momento de tomar la decisión correcta. En terapia de pareja y en terapias individuales, encontramos con frecuencia personas con estos problemas. Si te sientes identificado, no tires la toalla, busca ayuda.

Suerte y ánimo, es preferible darse cuenta cuando todavía estamos a tiempo, que pasar toda una vida infelices ¡Sólo vivimos una vez, por eso cada minuto es importante!

Como siempre os invitamos a compartir vuestra experiencia personal o vuestras dudas y si os podemos ayudar en algo, nos damos por satisfechos.

Olga Córdoba e Iñaki Vázquez

7 comentarios. Deja tu comentario →

La sombra del tiempo…

06 Ene 2013

Gorka Vázquez

Hace algunos años vimos este dibujo estampado en una camiseta, que ahora recreamos de memoria con la ayuda de Gorka Vázquez.

¿Que os parece? ¿Impresiona un poco verdad? Nos hace pensar en un montón de oportunidades que perdimos por esperar demasiado. Por hacer caso a las dudas, por miedo, por inseguridad. Puede ser, como en el dibujo, un momento romántico que se nos fue porque ninguno de los dos se atrevió a dar el paso. Pero también la oportunidad de arreglar una pequeña pelea de pareja que va creciendo, o hacer la “vista gorda” con el problema de un hijo que no queremos enfrentar, hasta que quizá, ya sea demasiado tarde.

En este año que empezamos os proponemos que os lancéis por encima del miedo y de las dudas, que os atreváis a pedir, a decir lo que os gusta y lo que no, a hacer algo diferente, a ser un poco más audaces, a ser más felices y sobre todo, a que nunca más se os haga tarde. ¡Adelante!

¿Te ha gustado este post? Ayúdanos a difundirlo. ¡Gracias!

2 comentarios. Deja tu comentario →

La sinceridad en la pareja. Una situación real. Respuestas a este supuesto.

03 Ene 2013
images[1]

Se dejaron arrastrar por la nostalgia.

No nos olvidamos que dejamos pendiente un tema sobre “la sinceridad en la pareja. Una situación real” (post del 30/11/2012).

¿Recordáis aquel supuesto que expusimos?

Era el décimo aniversario de tu promoción de la universidad. El reencuentro con antiguos amigos… allí está esa persona con la que siempre tonteaste… os besáis con cariño durante un rato.

Os dejáis arrastrar por la nostalgia y el recuerdo de aquello que pudo haber sido… Al terminar la noche os despedís con un abrazo sabiendo que cada uno volverá con su pareja para continuar su vida, y probablemente no os volveréis a ver.

Después os preguntamos: ¿y qué vais a hacer? ¿Se lo diréis a vuestra pareja? ¿Seréis sinceros con ella?

La respuesta más frecuente entre vosotros fue que no os parecía correcto sinceraros porque podíais crear un conflicto de pareja donde no lo hay.

Ahora compartimos nuestra opinión con vosotros:

Si la historia es tal y como os la expusimos, también pensamos que tiene poca importancia. Parece que el reencuentro con los compañeros y el contexto, ambiente…les hizo revivir experiencias y sentimientos del pasado como si no hubiese corrido el tiempo. Se trasladaron automáticamente a ese periodo de sus vidas, dejándose llevar por el momento, olvidando el presente, y cuando al día siguiente lo piensan ¿qué sucede?

Somos partidarios de contextualizar lo que ha pasado y entender lo sucedido tal y como fue. Lo sucedido carece de importancia y de trascendencia alguna para sus parejas actuales. Nada tiene que ver con cómo están cada uno con sus respectivas parejas.

Además analicemos un momento las consecuencias que puede traer un “ataque de sinceridad” con tu pareja:

Decides ser sincero ¿por qué y para qué? Serían las dos preguntas a responder en primer lugar.

Si tras reflexionar concluyes que la necesidad de sincerarte parte de un sentimiento de culpa por lo sucedido, aunque entiendes que fue una tontería, que ni siquiera vais a volver a veros… es mejor que demores la decisión de hablar con tu pareja y que contengas el impulso. Tal vez simplemente necesitas dejar de sentirte mal. Pero debes pensar en el posible impacto emocional que puede tener para tu pareja y las consecuencias para vuestra relación, cuando realmente lo consideras un hecho aislado y sin importancia.

Si temes que se entere y prefieres decírselo tú, también debes sopesar las consecuencias y tal vez no anticiparte. Si se entera, puedes explicarle que no tuvo ninguna trascendencia y por eso mismo ni se lo contaste.

También, algunas personas pueden usar lo sucedido a modo de arma arrojadiza en una discusión o para provocar celos, lo que consideramos completamente negativo y desaconsejable.

Puede parecer contradictoria nuestra opinión, cuando a lo largo de todo el libro “Ysinembargotequiero”, repetimos incesantemente: “hablar, hablar y hablar”. Pero hay que hablar para resolver problemas, no para crearlos. Y muchas veces es preferible la prudencia y saber esperar, que desahogarse simplemente para quedarse uno tranquilo sin tener en cuenta los sentimientos de la persona que tenemos en frente.

Nuevamente reabrimos el debate con nuestro punto de vista. Os animamos a que participéis. Un saludo afectuoso a todos vosotros.

Un comentario. Deja tu comentario →

La sinceridad en la pareja: una situación real.

30 Nov 2012

Hoy viernes queremos proponeros un juego de cara al fin de semana. Hemos cogido uno de los ejemplos del libro “YSINEMBARGOTEQUIERO: Claves para una buena vida en pareja“, del apartado que trata sobre la sinceridad para que nos déis vuestra opinión. En una circunstancia así ¿Qué haríais?…

Imaginad que hace tres meses era el décimo aniversario de tu promoción de la universidad. El reencuentro con antiguos amigos, anécdotas, recuerdos, todo ello aderezado con copas, risas y baile. Y además allí está esa persona con la que siempre tonteaste. Ambos sentíais que había una química especial, pero por un orgullo mal entendido, vergüenza o miedo, ninguno se atrevió a dar el paso para iniciar una relación en serio.

Entonces en uno de esos bailes lentos del final de la noche, casi sin gente, en un garito y con dos copas de más, os besáis con cariño durante un rato. Es una tontería, los dos lo sabéis, pero os dejáis arrastrar por la nostalgia y el recuerdo de aquello que pudo haber sido.Al terminar la noche os despedís con un abrazo sabiendo que cada uno volverá con su pareja para continuar su vida, y probablemente no os volveréis a ver.

Al día siguiente os despertáis con vuestra pareja y al mirarla sentís una punzada de culpabilidad. “¡Lo que hice ayer! Cómo se me pudo ir la cabeza. Si es la primera vez que me pasa algo así. Es una tontería, pero no querría que mi pareja lo hubiera hecho. Me gustaría que me lo dijera. Pero yo no sé que hacer…”.

Bueno, ¿y qué vais a hacer? ¿Se lo diréis a vuestra pareja? ¿Seréis sinceros con ella? Animaos a dejar vuestros comentarios. Durante la próxima semana que viene os daremos nuestra opinión sobre esta situación.

Hasta entonces… ¡Buen fin de semana a todos!

10 comentarios. Deja tu comentario →

El placer de la intimidad:

29 Oct 2012

 

La intimidad en la pareja

En este post, queremos hablar de un sentimiento especial que se puede dar en las relaciones de pareja (no solo en las amorosas, sino en otras, como las familiares o de amistad).

Es importante que lo podamos identificar y cultivar, ya que su existencia enriquecerá sin duda nuestra relación. Hablamos de “la intimidad”.  

La intimidad es un tipo de relación interpersonal basada en la franqueza, en la autenticidad de lo que compartes, ya sean deseos, sentimientos o valores.

A casi todos, nos reconforta la sinceridad, la compañía, el poder descubrirnos al otro en libertad, sin ser juzgados, con el alma expuesta y sin temor a ser heridos, ni a que esa información sea posteriormente utilizada en nuestra contra en momentos de discusión.

Cuando confiamos ciegamente en una persona, lo hacemos sin temor, sabemos que vamos a encontrar comprensión incondicional. Las relaciones de pareja que cuentan con intimidad, son como una droga, enganchan mucho.

 Este tipo de relación surge espontaneamente, no es algo que podamos decidir tener o no tener, está fuera de nuestro control.

Pero, evidentemente, si existen ciertos ingredientes en la relación, facilitarán el paso a una relación de intimidad.

 ¿Qué ingredientes de la relación de pareja ayudan a que pueda surgir la intimidad?

 El sentimiento de amor: “a pesar de todo, te quiero”.

 La seguridad en los afectos : “en lo que yo siento por ti”, y viceversa.

 Una actitud reinante de ternura y muestras de cariño en el día a día, con esos pequeños gestos, caricias que nos recuerdan: “te quiero, pídeme lo que necesites que aquí estoy”.

 Una comunicación franca entre los dos, sin juzgar y sin ser juzgados.

 Honestidad: “así soy y así me muestro ante ti”.

 A algunas personas les resulta más complicado mantener relaciones personales que den cabida a la intimidad. Nos referimos a personas invadidas por el miedo.

Desafortunadamente, en la vida hay personas con biografías muy duras que en la edad adulta pagan una elevada factura.

Lo peor es que, sin ser culpables de lo que sufrieron, pasan la vida presas del odio, la rabia, el miedo y el paranoidismo que les pone más difícil ser felices.

Si os sentís así, o en algún momento os habéis identificado con lo que os estamos contando, ¡tranquilos, todo tiene solución! Eso sí, a veces merece la pena pedir ayuda profesional para intentar sentiros más felices y hacer más felices a los que nos rodean…

 

Un comentario. Deja tu comentario →