Tag Archives: ruptura

Cómo superar una ruptura (yVIII): “Búscate otro más bueno… ¡vuélvete a enamorar!”

11 Abr 2013

 

Volver a enomararse es posible

Volver a enomararse es posible

Y llegamos al último post que dedicamos al tema de cómo superar una ruptura amorosa. Hemos recorrido un largo camino, superado varias fases en las que pensábamos que no podríamos salir airosos de este proceso y por fin sentimos que estamos preparados para continuar con nuestra vida, que por un tiempo parecía estancada, y por qué no, volver a enamorarnos. ¿Podremos hacerlo?

Si pasado el tiempo necesario para nuestro proceso de duelo, vuelves a sentir algo especial por otra persona, no tengas miedo a lanzarte de nuevo a la aventura del amor. Es evidente que el temor por haberlo pasado tan mal tras la ruptura hace que no nos atrevamos, que estemos reticentes a iniciar otra relación.

Pero debemos saber que si hemos hecho nuestro duelo con éxito, esta experiencia nos habrá enriquecido como personas y nos habrá aportado un mayor conocimiento y perspectiva sobre las relaciones de pareja. Estaremos preparados para disfrutar más y mejor de nuestra futura relación, que con toda seguridad será más enriquecedora.

Así que no temas. Confía en ti y en tu renovada capacidad para amar. Mereces ser feliz y también poder hacer feliz a otra persona. ¡Adelante!

¿Quieres compartir con nosotros tu experiencia? No dudes en dejarnos tus comentarios. Y, como no, te animamos a leer “Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja” para aprender más cosas sobre el mundo de las relaciones.

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

¿Cómo puedo superar una infidelidad? (II)

07 Mar 2013
Negar lo evidente, sólo empeora la situación.

Negar lo evidente, sólo empeora la situación.

Describamos el escenario: tu pareja te ha sido infiel y tú lo descubres. Tras ese primer momento de shock, en el que no te lo puedes ni creer, llega el momento de serenar las emociones y afrontar los hechos. Entonces piensas: “¿ahora qué hacemos?”. Hay varios aspectos a tener en cuenta en esta primera fase de aceptación de lo sucedido, que influirán en la forma de afrontar la crisis de pareja.

Imaginemos que eres tú quien ha sido infiel:

-Si tu pareja te ha descubierto, no intentes negarlo y seguir engañándole porque esto se volverá contra ti. Si deseas arreglar las cosas, no le hagas sentirse más humillad@ (de lo que seguro se siente ya), negándole lo evidente. Aceptada la situación, no intentes minimizar diciéndole a tu pareja frases del tipo: “pero si no fue nada, para mi no tuvo importancia”, “no hagas un mundo de una tontería”, “no entiendo por qué te pones así”, “ni me arrepiento ni me siento mal, porque no le doy más importancia”…

Evita echar balones fuera,  intentando responsabilizar e incluso culpabilizar a tu pareja de lo sucedido: “contigo el sexo no funciona y yo tengo mis necesidades”, “llevábamos mucho tiempo mal y ha sido por eso”, “si encontrara en casa más cariño, no lo buscaría fuera”, “tú no me llenas totalmente”, “ya no me miras con deseo”…

Si eres tú al que han engañado:

-Valora si vas a ser capaz de perdonar a tu pareja la infidelidad. Evita la tentación de hacer como que “aquí no ha pasado nada”, tú me pides perdón y yo rápidamente te perdono”. Es momento de poner la relación y nuestros sentimientos en la balanza.

Para los dos:

Aceptar ambos que esta situación es muy delicada. La infidelidad sacude fuertemente a la pareja, moviendo y fisurando los cimientos de la relación. Es cierto que cuando una pareja está atravesando una crisis, son más vulnerables a sentirse atraidos por otras personas, pero no lo explica todo. Evidentemente, de todas las situaciones difíciles podemos aprender y crecer como personas y como pareja. Podéis profundizar en este tema en “Ysinembargotequiero.Claves para una buena vida en pareja” Capítulo 14. Esperamos que este post os guste y os sirva de utilidad.

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

Cómo superar una ruptura (VII). Cuidado con las relaciones afectivas.

05 Mar 2013
Es normal sentirse confundido en los afectos tras una ruptura.

Es normal sentirse confundido en los afectos tras una ruptura.

Lo más probable después de una ruptura es que no te apetezca estar con nadie más por un tiempo, pero, antes o después, la necesidad de vincularnos con otra persona aflorará de nuevo. En estas circunstancias son muy frecuentes las relaciones breves en las que se busca más el afecto y el cariño o un mero desahogo sexual, que una nueva pareja estable.

Esto es algo absolutamente normal, pero debemos tener cuidado, sobre todo si se puede estar dando alguna de estas situaciones:

-Nos lanzamos a un montón de relaciones sexuales y/o afectivas breves, que “usamos” como alivio temporal de nuestra tristeza o ansiedad. Vienen a servir como un tranquilizante, pero acaban por hacernos sentir mal.

-Tratamos de establecer una relación afectiva demasiado pronto, e insistimos aún cuando no estamos preparados para enamorarnos otra vez.

-Al sentirnos más vulnerables nos enganchamos rápidamente a la primera persona que está disponible, a pesar de que pueda resultar una relación negativa para nosotros.

-Escogemos una pareja muy parecida a la anterior y repetimos el mismo esquema de relación.  Si antes no fue bien, es probable que ahora tampoco.

Si te identificas con alguna de estas situaciones quizá necesitas esperar un poco más para volver a  establecer una relación de pareja. Apóyate afectivamente en las personas que te quieren y se preocupan de ti. Revisa otros post de esta serie o consulta el capítulo 15 de “Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja” y no olvides dejarnos tus comentarios y sugerencias.

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

Cómo superar una infidelidad (I):

01 Mar 2013

infidelidadSi vemos estadísticas, casi el 50% de las personas son infieles en algún momento de su relación. Por esto hemos pensado ofreceros una serie de post sobre cómo superar  una infidelidad. Es uno de los problemas más complejos y dolorosos por los que algunas parejas atraviesan y cuando sucede, se tambalean los cimientos de la relación porque implica la ruptura del compromiso de lealtad. Antes de llegar a ese pacto de lealtad y fidelidad, las personas en la relación han ido intimando progresivamente y descubriendo en el otro unas cualidades personales que le hacen ganarse esa entrega y confianza plena. Tenemos que ser conscientes de que ganarse esta lealtad y confianza plena en el otro, cuesta mucho, pero perderla no tanto y recuperarla, aunque no es no es imposible, requiere de importantes esfuerzos.

Cuando decimos a alguien “te soy fiel”, ¿qué le estamos diciendo?:

Formas parte de mi vida y confío plenamente en ti. Te respeto y mi amor hacia ti está por encima de “caprichos” o “aventuras pasajeras”. Te quiero y aunque como personas que somos, vamos a vivir situaciones que nos cuestionen nuestro pacto de fidelidad, intentaré superar ese momento y seguiré apostando por ti. Te admiro y me aportas cosas importantes. Ante las adversidades también te soy fiel, porque estamos para los buenos y para los malos momentos. Creo en ti y confío plenamente en ti. Tú existes para mí incondicionalmente, como yo lo siento en ti…

 ¿Y si tu pareja ha sido infiel? ¿Qué sentirías?

Desconfianza, tristeza profunda por la pérdida de la confianza. Sentiría que algo importante se ha roto, dolor, confusión, baja autoestima, culpabilidad, pérdida de la intimidad, rabia, impotencia, miedo al futuro, nerviosismo y suspicacia ante el temor a que se repita o que siga sucediendo.

Como personas que somos, cualquiera puede descubrirse deseando sexualmente a otra persona que no es su pareja, incluso enamorarse, o simplemente tener un encuentro sexual puntual con una persona desconocida hasta entonces. En otros casos se llega más lejos y hay personas que mantienen relaciones paralelas. Evidentemente estas situaciones son enormemente diferentes y la forma de afrontarlas también será distinta.

Ante una infidelidad ¿Qué hacer? ¿Está todo perdido?

Lo primero es reconocer que ha existido la infidelidad. Tras reconocer que ha existido esa infidelidad, ambos miembros de la pareja deben aceptar que están ante una situación muy crítica, que se tambalean completamente los cimientos de la relación y que en ese periodo inicial de shock no pueden pensar con claridad.

Primero asumir y aceptar lo que ha sucedido, no engañarse y mirar para otro lado o enterrar la cabeza en la arena.  En un segundo momento valorar la situación. No toméis decisiones trascendentales en “caliente”.

En el siguiente post sobre ruptura, avanzaremos un poco más. Pero si deseáis profundizar más, os recomendamos la lectura del Capítulo 14 de “Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja”, donde tratamos extensamente este tema. Animaos a participar compartiendo vuestras experiencias personales o preguntando dudas, que estaremos encantados de resolver.

Un comentario. Deja tu comentario →

Un caso real de terapia de una “relación tóxica”:

21 Feb 2013

personas tóxicasAyer en consulta, recibimos a una antigua y querida paciente, que atendimos hace años por un problema puntual de ansiedad que resolvió satisfactoriamente y le dimos el alta.

Ahora, a propósito de la difusión de nuestro libro “Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja”, Ana (nombre ficticio) regresa a uno de nosotros para plantearnos qué hacer con su vida en pareja. Su día a día es un verdadero infierno, porque su pareja tiene problemas y es de esas personas que podemos definir como muy tóxicas. Tras escucharla y hacerle las preguntas necesarias, le respondimos lo siguiente:

“Querida Ana, me ha encantado verte y la verdad es que te veo serena, fuerte y con mucha ilusión por vivir, pero debes darte la oportunidad de vivir mejor.
Entiendo cuando dices que el ser consciente de que tu marido está “enfermo”, despierta en ti el deseo de ayudarle. Pero, quedándote a su lado para que descargue su ira sobre ti, no le ayuda. Tal vez cuando se vea sólo, recapacite y pida ayuda especializada.

Ana, concédete la oportunidad de ser feliz. Su enfermedad consiste en que este tipo de personalidades, son incapaces de disfrutar de la vida, se sienten vacíos por dentro, por eso lo intentan suplir con diversas cosas (desde drogas, ambición desenfrenada en el trabajo, sexo, atracones de comida o de dulces, compras compulsivas…). A cada persona le da por algo.

Estas personas se sienten confundidas, sin una identidad clara y definida. Por eso van adoptando pseudoidentidades para ir tirando, pero en el fondo no saben quién son, se sienten absolutamente inseguros, poco queridos y despreciados por su entorno. Como sienten que no se les quiere ni se les valora como ellos merecen, entran en cólera y arremeten contra la persona que pueden, que generalmente es la persona más cercana. En el fondo les aterroriza la sensación de soledad, abandono y vacío, pero de algún modo la provocan, porque con su actitud alejan a casi todo el mundo.
Estas carencias las esconden detrás de una máscara de suficiencia, de actitud altiva ante los seres queridos. Con su entorno de menos confianza, suelen mostrar la otra cara de la moneda, el lado seductor, emotivo, entrañable, ingenioso, divertido e intrépidos a veces.
Tampoco debemos olvidar los frecuentes cambios de humor, los ataques de ira y hostilidad ante cualquier pequeña cosa del día a día, incluso llegando a ser violentos contra los demás, contra objetos y a veces contra sí mismos. Celosos, paranoicos, mal interpretando hechos cotidianos y montando en cólera sin motivo aparente. La convivencia con estas personas, pasa por vivir sobre el volcán, sin saber qué va a suceder día a día, la cotidianeidad no existe, todo es imprevisible y la tensión es continua. Eso sí, cuando les da por estar entrañables, tampoco les gana nadie.

Ana, como ves, se de qué hablo, seguro que todo esto que te cuento te suena mucho. Evidentemente la decisión es tuya, pero quiero que seas consciente de lo que debes afrontar. Ni qué decir, que tantas faltas de respeto, pueden terminar con el amor, porque aunque intentas poner una barrera y que no te afecten, sí te afectan seguro hacia lo que sientes por él. No te quedes por pena, ni lástima, eso tampoco es justo”.

Hemos  compartido con todos vosotros nuestra intervención, por si le sirve a alguien de reflexión o ayuda. Como de costumbre, os animamos a que opinéis y dejéis vuestros comentarios, dudas y sugerencias. Gracias a todos por vuestra atención.

Olga Córdoba e Iñaki Vázquez

32 comentarios. Deja tu comentario →

Cómo superar una ruptura (VI): Ten cuidado con el alcohol y los fármacos.

05 Feb 2013
Aunque creamos que puede aliviar nuestra pena, el alcohol sólo empeora las cosas.

Aunque creamos que puede aliviar nuestra pena, el alcohol sólo empeora las cosas.

Es muy fácil recurrir al alcohol u otras drogas (entre las que podemos incluir a los tranquilizantes) para aliviar el dolor de la ruptura. Momentáneamente nos pueden hacer sentir bien, pero la mayor parte de ellas son depresógenas y lo único que conseguiremos será potenciar todos nuestros sentimientos negativos. Si a ello añadimos la posibilidad de hacernos dependientes de una sustancia, con todos los riesgos físicos y psicológicos que eso acarrea, debemos desaconsejar vivamente el consumo de tóxicos.

Podemos dejar aparte el caso de los psicofármacos, pero tan solo si son estrictamente prescritos por un médico.

Mención especial merece el caso del alcohol ya que es una sustancia de muy fácil acceso y probablemente la más “utilizada” en éstas situaciones de duelo. Tanto si se consume en un contexto social como si lo hacemos en el propio domicilio, su perfil ansiolítico inicial puede fácilmente darnos la impresión de que nos está sirviendo de alguna manera en nuestro proceso, cuando en el fondo es todo lo contrario. Déjalo por un tiempo y si ves que te cuesta y crees que puedes estar consumiendo demasiado, no dudes en pedir ayuda profesional.

En este sentido os recordaremos que el ejercicio físico es un excelente generador de endorfinas, esas pequeñas sustancias químicas que nos hacen sentirnos bien. No hace falta machacarnos en el gimnasio ni subir al Tourmalet. Tan solo de que podamos introducir en nuestra rutina espacios para realizar algún tipo de ejercicio de acuerdo a nuestro gusto y a nuestra edad. Ah, y si el deporte es de equipo… ¡mucho mejor!

Si te resultan útiles nuestros post, no dudes en difundirlos o dejarnos tu comentario. ¡Gracias! Si quieres saber más sobre este tema te invitamos a leer el capítulo 15 de “Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja”.

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

LA INFIDELIDAD HACE TAMBALEAR LOS CIMIENTOS DE LA RELACIÓN:

26 Ene 2013
La infidelidad es uno de los motivos frecuentes de consulta.

La infidelidad es uno de los motivos más frecuentes de consulta.

Uno de los momentos más difíciles de superar para una pareja, es cuando uno de ellos ha sido infiel.

Como abordamos en el capítulo 14 de “Ysinembargotequiero”, una infidelidad lleva implícito un gran impacto sobre el que sufre el engaño. Siente la pérdida de la confianza depositada en su pareja, la ruptura de un compromiso entre los dos, un antes y un después puesto que no puede seguir la relación como antes. A partir de ahora, volver a confiar, retomar la intimidad y la autoestima perdida, va a costar un enorme esfuerzo y desgaste emocional.

Pero merece la pena analizar estas situaciones en cada caso particular y contextualizar en qué momento sucedió, cómo estabais como pareja, a qué distancia os encontrabais el uno del otro, si manteníais el deseo sexual, la admiración, si compartíais parcelas en común, si os sentíais satisfechos y contentos de estar juntos. Seguramente a muchos de estos puntos que os señalamos, la respuesta es negativa. Ahí queremos llegar, que ante una infidelidad es momento de reflexionar cómo estábamos previamente con nuestra pareja.

Pero, aunque efectivamente concluyamos que no estábamos bien, no sirve de justificación para ser infiel. No nos parece la mejor forma de resolver un problema de pareja, pero recordad que en el capítulo del enamoramiento (¡Estamos enamorados! Capítulo 2), os decíamos que hay momentos personales en los que estamos más vulnerables a enamorarnos y uno de ellos es éste: tienes problemas con tu pareja y de pronto, aquella persona que tenías cerca desde hacía tiempo (un vecino, un compañero de trabajo, un amigo…) y nunca te había llamado la atención, un buen día comienzas a fijarte en ella…

Ante una infidelidad no está todo perdido, al contrario, a pesar de ser un duro golpe, es posible reconstruir la relación, pero no sin gran esfuerzo. Os animamos a revisar el Capítulo 14 de “Ysinembargotequiero”: “Fidelidad e infidelidad: las dos caras de la moneda”, donde exponemos más profundamente este tema con claves para afrontarlo.

Como siempre, esperamos que os sea de ayuda y encantados recibiremos vuestros comentarios. Un saludo afectuoso a todos los lectores.

 

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

Cómo superar una ruptura (V): Mantén el tiempo ocupado. Agárrate a las rutinas.

12 Ene 2013
Aferrarnos a la rutina y tener el tiempo ocupado nos ayudará en esta etapa.

Aferrarnos a la rutina y ocupar el tiempo nos ayudará en esta etapa.

Muchos de vosotros nos consultáis sobre la mejor manera de superar una ruptura amorosa (algunos de los post anteriores sobre este tema son de los más visitados), así que vamos a continuar dando alguna de las claves que ayudan a que el duelo de la separación sea más llevadero. ¡Ojo! Recordad que no existen verdades absolutas ni fórmulas mágicas: inevitablemente lo pasaremos mal durante un tiempo. Pero si tratamos de seguir estas claves, podremos superar esta etapa de una forma más satisfactoria.

Hoy hablamos de la rutina…

Bendita sea la rutina en estas situaciones. No conocemos mejor bálsamo para aliviar las penas del duelo que tener la mayor parte del tiempo ocupado, sintiendo que se tienen cosas que hacer. No dudes en sacar tu agenda y planificar los días para rellenar todos los huecos que puedas. Muchas horas o días seguidos sin actividad o con demasiado tiempo para estar solo y dar vueltas a la cabeza, no te van a ayudar en absoluto en esta etapa.

Si disponemos de un trabajo, éste nos va a facilitar la labor, pero no te olvides de las tardes libres y de los fines de semana. ¿No tenías que visitar a esa pareja de amigos con niños que antes te daba una pereza horrible? ¿Ir al gimnasio? ¿Ayudar a tu hermano en su trabajo? ¿Leer? Pues ahora es el momento perfecto para retomar estas actividades.

Sí, ya sabemos que en esta situación no se tiene ninguna gana de hacer nada. Pero como ya os hemos dicho en otras ocasiones, es el momento de hacer las cosas sin ganas. Hacednos caso: las ganas llegarán después.

En el capítulo 15 de “Ysinembargotequiero: Claves para una buena vida en pareja”, tratamos más extensamente este tema. Además, describe un ejemplo real que toca muy de cerca a uno de los autores. ¡Esperamos que os sirva!

Te ha gustado este post. No dudes en difundirlo. ¡Gracias!

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

Como superar una ruptura (IV): Apóyate en familiares y amigos. Evita estar sólo.

05 Dic 2012

Vamos con la cuarta entrega de cómo superar una rupura amorosa (podéis consultar las tres primeras aquí). Trata sobre la importancia de estar acompañado durante este proceso…

La familia y los amigos son un pilar sobre el que apoyarse tras una ruptura amorosa.

Sobre todo al principio, apóyate en las personas más cercanas y que mejor van a comprenderte y cuidarte. No tengas vergüenza de molestar o “dar la lata”: si los seres queridos no están para estos momentos dolorosos, ¿para qué están?

Procura no pasar mucho tiempo solo, te sentirás reconfortado y atendido, y evitarás posibles tentaciones.

No dudes en llamar y recuperar antiguas amistades y apuntarte a planes que impliquen estar y conocer a gente nueva. Cuesta mucho, pero, por fortuna, hay medios (existen de un montón de páginas en Internet) para conocer nuevos amigos o realizar actividades en grupos.

También puedes plantearte apuntarte a clases o retomar algún hobbie pendiente que implique estar con personas. Cualquier cosa es válida para tener la mente distraída y estar acompañado.

Sí, sabemos que en los primeros días, e incluso diríamos que semanas, no vamos a tener ganas de hacer ninguna de estas cosas. Pero en cuanto os recuperéis mínimamente hay que empezar a salir. ¿Sin ganas? Sí, así es. Hay que empezar a hacer las cosas sin ninguna gana. Las ganas ya irán llegando después.

Y un último consejo antes de terminar: si tienes la posibilidad de apuntarte a algún plan con amigos o familiares, ten en cuenta esta máxima: ante la duda, ¡sal!

¿Te gustan estos post? No dudes en difundirlos y dejarnos un comentario. ¡Gracias!

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →