Tag Archives: relación

Una historia de pareja con final feliz.

09 Jul 2014
Y fueron felices y comieron perdices.

Y fueron felices y comieron perdices.

Queríamos compartir con tod@s vosotr@s una historia real de pareja con final feliz:

Todo comienza con una solicitud de terapia individual para superar una ruptura de pareja. Realmente estaban más en stand by, pero la posibilidad de ruptura real y permanente parecía definitiva.

La demanda de consulta la hace María. Le facilito una cita, acude y comienza a contarme sus problemas de pareja, fundamentalmente de comunicación, numerosos malos entendidos que se seguían de discusiones y distanciamientos.

María intentaba mostrarse rotunda y decía que estaba “absolutamente decidida a romper con Ramón”, porque el sufrimiento que sentía, era insostenible. Ella hablaba, hablaba, lloraba, se emocionaba y de pronto empecé a sentir, supongo que los años de experiencia en sesiones de psicoterapia ayudan, que ella le quería con toda su alma y él también a ella por lo que infería de sus palabras.

Pero ambos estaban a punto de tirar la toalla.
Confié en mi instinto psicoterapéutico y le pedí permiso para llamar a Ramón y verle también a él en una sesión individual.

Resultaba arriesgado porque tal vez Ramón desconfiara de mis objetivos, o lo viviera como una intromisión en su intimidad. No obstante, algo me decía que escucharle a él les ayudaría a los dos y probablemente me aportaría datos muy valiosos para la terapia con María.

Así lo hice, me tiré a la piscina y le llamé. La actitud de Ramón fue muy receptiva ante mi propuesta, aunque no ocultó cierto escepticismo hacia la llamada y los resultados de nuestra entrevista.

Le recibí en consulta y en Ramón encontré un hombre cordial, emotivo, educado, culto, honesto, amable y con un gran sentido del humor. También aprecié mucho sufrimiento y cansancio por las discusiones tan frecuentes y las idas y venidas de la relación durante años. Pero sobre todas las cosas, AMABA con toda su alma a esa mujer, el amor de su vida, como él la llamaba.

Los problemas que tenían procedían de una mala gestión de las relaciones familiares (Ramón está separado y la relación con sus hijas es complicada porque no aceptan a María). Ramón se sentía entre la espada y la pared: “o mis hijas o mi amor”. Vivía atrapado por el miedo a perder a una o a las otras.

Por no extenderme más, resumiré la historia: Tras verles por separado en varias sesiones y llegar al convencimiento de que sus problemas tenían solución, les reuní y les transmití lo que ellos sabían pero no podían ver: que se querían de verdad, que se complementaban y que podían conseguir con esfuerzo por ambas partes, ser felices.

En pocas sesiones, conseguimos reestructurar esas relaciones familiares y colocar a cada uno en el lugar que les correspondía, sintiendo María que no quedaba siempre en último lugar. Ramón se armó de valor, superó el miedo a perder a sus hijas y optó por vivir su amor en libertad, confiando también en el amor que seguro sus hijas sienten hacia él.

Tengo el honor y la satisfacción de compartir con tod@s vosotr@s esta experiencia terapéutica con final feliz. La historia terminó en boda y están felizmente casados.
Esta historia es real como la vida misma, excepto los nombres.

Si os ha gustado, podéis encontrar testimonios reales sacados de nuestra consulta en nuestro libro: YSINEMBARGOTEQUIERO. Claves para una buena vida en pareja. Si os animáis, podéis adquirirlo cómodamente desde este blog y os garantizamos que os va a encantar.

¡Hasta pronto!

12 comentarios. Deja tu comentario →

Cómo discutir bien. Primer paso: baja el volumen

18 Nov 2013

pareja discutiendo“Somos una pareja que nos gusta decir las cosas, expresar nuestros sentimientos. Contar lo que nos gusta y lo que no, confrortar opiniones. Esto nos lleva a “discutir” con cierta frecuencia, pero enseguida sabemos ceder, reajustarnos y llegar a pactos satisfactorios. Es en parte una forma de relacionarnos que tenemos integrada. No nos molesta, sabemos controlarla y no pasamos nunca el limite de la falta de respeto, y si en algun momento lo hemos hecho los dos sabemos retractarnos y pedir perdon. Si algunas parejas pecan de ser demasiado reservadas con lo que piensan o sienten, nosotros quizá lo hacemos por el lado opuesto. Pero tenemos un equilibrio.

En las ultimas semanas ese equilibrio parece haberse roto: las discusiones son cada vez mas frecuentes. Levantamos el tono de voz y en alguna occasion nos hemos faltado al respeto. Cualquier cosa, por minima que sea puede ser el detonante de otro enfado, otra discusion. La convivencia se convierte en algo complicado con roces y gritos. Sabemos que algo tiene que estar motivando esta situcion de crisis y que debemos hacer algo al respecto. Pero hay tanto ruido, todo el rato, que no tenemos la posibilidad de explorarlo. ¿Qué hacer?”

El testimonio anterior nos describe una bastante habitual: parejas con alta expresividad emocional de base, que por algún motivo se descompensan y entran en una dinamica de constantes discusiones y reproches que parece no tener fin. Esa situación se realimenta impidiendo a la pareja explorar los motivos que han podido llevarles hasta ahí.

Cuando en terapia encontramos esta situación en la que los arboles del ruido constante no nos dejan ver el bosque, solo queda plantear la siguiente estrategia: eliminar las discusiones de forma consciente y voluntaria. Sin este primer paso no podremos desentrañar lo que este sucediendo.

Todas las parejas se sorprenden cuando prescribimos esa “prohibicion de discutir” pero aun se sorprenden más cuando se ven capaces de hacerlo y comprueban sus beneficios. Veamos algunas estrategias para conseguirlo.

-Ten en mente que no se puede discutir por ningún motivo.

-Si tienes que pedir algo a tu pareja, hazlo de la manera mas educada posible, aunque suene a forzado.

-Si no estas con el ánimo adecuado y crees que puedes decir cosas que no debes, déjalo para otro momento.

-No saques temas que sabes que pueden encender la chispa de una discusión.

-A veces escribir una nota o un correo electrónico para comunicar algo delicado, hace que tengamos tiempo de reflexionar sobre ello y hacerlo mejor.

-Si a pesar de todo empezais una discusión, recuérdate que está prohibido. Simplemente deja de hacerlo y date una vuelta hasta que te calmes.

-Ante la mínima falta de respeto hacia tu pareja, rectifica y discúlpate cuanto antes; aunque tengas razón en el fondo, no se justifican las formas.

Si sigues estos pasos podrás  bajar el volumen de las discusiones y el ruido. Enhorabuena, has dado un paso imprescindible para resover aquello que os lleva a estar así, y mejorará vuestra relación.

¿Te gustan los post de Ysinembargotequiero? Compártelos con aquellos a los que les puedan servir y no olvides dejarnos tus comentarios y sugerencias. Y como siempre te invitamos a leer “Ysinembargotequiero: claves para una buena vida en pareja”. ¡Feliz semana!

2 comentarios. Deja tu comentario →

¿Las personas narcisistas son tóxicas?

21 Mar 2013

El miedo es mal compañero de viaje en la pareja.

Encontramos con bastante frecuencia historias de parejas que nos transmiten intensa ansiedad. Son relaciones tensas, en las que el miedo está presente. Miedo a que el otro estalle y la calma se rompa. Generalmente son parejas formadas por uno de los miembros de carácter “fácil”, tolerante, incluso sumiso. Y la otra parte de la pareja es intolerante, imprevisible, egoista y el clima general de la convivencia, lo marca esta parte de la pareja.

Son personas “difíciles”, a las que hay que observar con cautela antes de decirles algo para calibrar lo más exacto posible el riesgo que conlleva hacer o no el comentario.

Se trata de personas egocéntricas, narcisistas e inseguras. Tratan de ganarse el respeto y el poder sembrando cierto clima de tensión. Convivir con una persona así es francamente difícil y además requieren tiempo completo, porque ojo se sientan desatendidos o desplazados, que sacarán la fiera que llevan dentro.

En consulta estamos habituados a tratar con personas así y allí sí se puede trabajar diversos aspectos disfuncionales de su personalidad, pero requiere tiempo y motivación personal para el cambio.

Si convives con una persona así, ponle límites y uno de ellos pasa por ponerse en manos de un profesional de la salud mental para abordar esas dificultades. Si se niega, el problema lo tienes tú y también la responsabilidad de mantener o no una relación tan patológica.

No dudes en compartir con nosotros vuestras dudas, comentarios y sugerencias, seguro son de mucho interés para otras personas. También podéis leer “Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja” que seguro os aporta alguna clave interesante.

Por Olga Córdoba e Iñaki Vázquez

3 comentarios. Deja tu comentario →

Entrevista en el programa de Antena 3 Nova “Qué me pasa doctor”, con el Dr. Bartolomé Beltrán

18 Mar 2013

Como ya sabéis, el pasado día 3 de Marzo fuimos entrevistados en el programa de Antena 3 Nova “Que me pasa doctor” que dirige y presenta nuestro querido compañero el Dr. Bartolomé Beltrán. Durante el programa presentamos nuestro libro y pudimos desgranar algunas de las claves para conseguir una buena vida en pareja. Para todos aquellos que no lo pudisteis ver en directo, aquí os dejamos el video con el programa completo. Para nosotros fue una estupenda experiencia y queremos agradecer tanto a Bartolomé Beltrán como a todo su equipo por su excelente trato y amabilidad. Esperamos que os guste, y no olvidéis dejarnos vuestros comentarios.

¡Ah! y una primicia de última hora. Dada la buena acogida del programa y el interés que suscitó entre los telespectadores, volveremos con una segunda entrevista el próximo sábado día 30 de Marzo. ¡Os esperamos!

5 comentarios. Deja tu comentario →

Cómo superar una ruptura (VI): Ten cuidado con el alcohol y los fármacos.

05 Feb 2013
Aunque creamos que puede aliviar nuestra pena, el alcohol sólo empeora las cosas.

Aunque creamos que puede aliviar nuestra pena, el alcohol sólo empeora las cosas.

Es muy fácil recurrir al alcohol u otras drogas (entre las que podemos incluir a los tranquilizantes) para aliviar el dolor de la ruptura. Momentáneamente nos pueden hacer sentir bien, pero la mayor parte de ellas son depresógenas y lo único que conseguiremos será potenciar todos nuestros sentimientos negativos. Si a ello añadimos la posibilidad de hacernos dependientes de una sustancia, con todos los riesgos físicos y psicológicos que eso acarrea, debemos desaconsejar vivamente el consumo de tóxicos.

Podemos dejar aparte el caso de los psicofármacos, pero tan solo si son estrictamente prescritos por un médico.

Mención especial merece el caso del alcohol ya que es una sustancia de muy fácil acceso y probablemente la más “utilizada” en éstas situaciones de duelo. Tanto si se consume en un contexto social como si lo hacemos en el propio domicilio, su perfil ansiolítico inicial puede fácilmente darnos la impresión de que nos está sirviendo de alguna manera en nuestro proceso, cuando en el fondo es todo lo contrario. Déjalo por un tiempo y si ves que te cuesta y crees que puedes estar consumiendo demasiado, no dudes en pedir ayuda profesional.

En este sentido os recordaremos que el ejercicio físico es un excelente generador de endorfinas, esas pequeñas sustancias químicas que nos hacen sentirnos bien. No hace falta machacarnos en el gimnasio ni subir al Tourmalet. Tan solo de que podamos introducir en nuestra rutina espacios para realizar algún tipo de ejercicio de acuerdo a nuestro gusto y a nuestra edad. Ah, y si el deporte es de equipo… ¡mucho mejor!

Si te resultan útiles nuestros post, no dudes en difundirlos o dejarnos tu comentario. ¡Gracias! Si quieres saber más sobre este tema te invitamos a leer el capítulo 15 de “Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja”.

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

LAS RELACIONES “TÓXICAS” DE PAREJA

17 Ene 2013
Tras el enamoramiento, puedes descubrir que tu pareja es "tóxica".

Tras el enamoramiento, puedes descubrir que tu pareja es “tóxica”.

En el transcurso de una relación, atravesamos diferentes etapas que van unidas a un mayor conocimiento y descubrimiento hacia el otro. Al principio existen muchos más elementos de seducción y de atracción hacia tu pareja, desplegando todos nuestros mejores encantos personales. Pero conforme nos vamos sintiendo más comprometidos y más cómodos, nos permitimos compartir también esas facetas de nuestra personalidad, que nos gustan menos, pero que también forman parte de nosotros.

A medida que aumenta la relación de intimidad, va surgiendo la necesidad de mostrarse tal y como somos, sin la necesidad del principio de exponer sólo nuestros puntos fuertes. En general, poder llegar hasta aquí e ir madurando la relación, intercambiando pasión y desenfreno por intimidad, comprensión, empatía y dar cabida al verdadero amor, es muy positivo.

Pero ¿Qué sucede si cuando nuestra pareja se relaja y se muestra tal y como es, con sus virtudes y sus defectos, comenzamos a observar y a sentir actitudes que nos desagradan? ¿Y se trata de una “persona tóxica? 

¿A qué llamamos personas tóxicas?

Usamos este término porque es muy gráfico. Son esas personas que atraen a los problemas, que sienten que la vida les trata injustamente, que sus vidas están llenas de dificultades y además no se responsabilizan de lo que les sucede. Casi siempre tienden a culpar a su entorno de lo que les pasa, colocando fuera de ellas la responsabilidad.

Encontramos parejas tóxicas, verdaderos “vampiros de energía emocional”. Se colocan en la posición de dependencia, demandantes de todo tipo de atenciones. Cuando no consiguen las expectativas que esperan recibir, se instalan en la eterna queja, en la crónica insatisfacción.

Muchas veces coincide que son personas muy celosas, lo que les lleva a veces a mostrarse irritables e incluso algo tiranas. Generalmente se trata de personas con baja autoestima, con carencias y conflictos que tienden a proyectarlos en su pareja haciéndole a su cónyuge responsable (cuando no el culpable) de todas sus desgracias. Alternan entre el rol de sumisión y de poder, pero con frecuencia necesitan degradar al otro para sentirse mejor. No suelen tener problemas exclusivamente con su pareja. Generalmente concluyen que el mundo es injusto, que además tienen mala suerte y que la vida les trata mal.

Si tras una primera etapa de enamoramiento, aunque haya sido preciosa, descubrís que vuestra pareja puede ser una persona “tóxica”, os aconsejamos que reflexionéis y seáis sinceros y coherentes.

Tal vez sea el momento de escuchar las opiniones de vuestro más íntimo entorno (familia y amigos) y vuestras propias percepciones y los sentimientos que os despiertan sus actitudes. Después llega el momento de tomar la decisión correcta. En terapia de pareja y en terapias individuales, encontramos con frecuencia personas con estos problemas. Si te sientes identificado, no tires la toalla, busca ayuda.

Suerte y ánimo, es preferible darse cuenta cuando todavía estamos a tiempo, que pasar toda una vida infelices ¡Sólo vivimos una vez, por eso cada minuto es importante!

Como siempre os invitamos a compartir vuestra experiencia personal o vuestras dudas y si os podemos ayudar en algo, nos damos por satisfechos.

Olga Córdoba e Iñaki Vázquez

7 comentarios. Deja tu comentario →

Cómo superar una ruptura (V): Mantén el tiempo ocupado. Agárrate a las rutinas.

12 Ene 2013
Aferrarnos a la rutina y tener el tiempo ocupado nos ayudará en esta etapa.

Aferrarnos a la rutina y ocupar el tiempo nos ayudará en esta etapa.

Muchos de vosotros nos consultáis sobre la mejor manera de superar una ruptura amorosa (algunos de los post anteriores sobre este tema son de los más visitados), así que vamos a continuar dando alguna de las claves que ayudan a que el duelo de la separación sea más llevadero. ¡Ojo! Recordad que no existen verdades absolutas ni fórmulas mágicas: inevitablemente lo pasaremos mal durante un tiempo. Pero si tratamos de seguir estas claves, podremos superar esta etapa de una forma más satisfactoria.

Hoy hablamos de la rutina…

Bendita sea la rutina en estas situaciones. No conocemos mejor bálsamo para aliviar las penas del duelo que tener la mayor parte del tiempo ocupado, sintiendo que se tienen cosas que hacer. No dudes en sacar tu agenda y planificar los días para rellenar todos los huecos que puedas. Muchas horas o días seguidos sin actividad o con demasiado tiempo para estar solo y dar vueltas a la cabeza, no te van a ayudar en absoluto en esta etapa.

Si disponemos de un trabajo, éste nos va a facilitar la labor, pero no te olvides de las tardes libres y de los fines de semana. ¿No tenías que visitar a esa pareja de amigos con niños que antes te daba una pereza horrible? ¿Ir al gimnasio? ¿Ayudar a tu hermano en su trabajo? ¿Leer? Pues ahora es el momento perfecto para retomar estas actividades.

Sí, ya sabemos que en esta situación no se tiene ninguna gana de hacer nada. Pero como ya os hemos dicho en otras ocasiones, es el momento de hacer las cosas sin ganas. Hacednos caso: las ganas llegarán después.

En el capítulo 15 de “Ysinembargotequiero: Claves para una buena vida en pareja”, tratamos más extensamente este tema. Además, describe un ejemplo real que toca muy de cerca a uno de los autores. ¡Esperamos que os sirva!

Te ha gustado este post. No dudes en difundirlo. ¡Gracias!

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

Como superar una ruptura (IV): Apóyate en familiares y amigos. Evita estar sólo.

05 Dic 2012

Vamos con la cuarta entrega de cómo superar una rupura amorosa (podéis consultar las tres primeras aquí). Trata sobre la importancia de estar acompañado durante este proceso…

La familia y los amigos son un pilar sobre el que apoyarse tras una ruptura amorosa.

Sobre todo al principio, apóyate en las personas más cercanas y que mejor van a comprenderte y cuidarte. No tengas vergüenza de molestar o “dar la lata”: si los seres queridos no están para estos momentos dolorosos, ¿para qué están?

Procura no pasar mucho tiempo solo, te sentirás reconfortado y atendido, y evitarás posibles tentaciones.

No dudes en llamar y recuperar antiguas amistades y apuntarte a planes que impliquen estar y conocer a gente nueva. Cuesta mucho, pero, por fortuna, hay medios (existen de un montón de páginas en Internet) para conocer nuevos amigos o realizar actividades en grupos.

También puedes plantearte apuntarte a clases o retomar algún hobbie pendiente que implique estar con personas. Cualquier cosa es válida para tener la mente distraída y estar acompañado.

Sí, sabemos que en los primeros días, e incluso diríamos que semanas, no vamos a tener ganas de hacer ninguna de estas cosas. Pero en cuanto os recuperéis mínimamente hay que empezar a salir. ¿Sin ganas? Sí, así es. Hay que empezar a hacer las cosas sin ninguna gana. Las ganas ya irán llegando después.

Y un último consejo antes de terminar: si tienes la posibilidad de apuntarte a algún plan con amigos o familiares, ten en cuenta esta máxima: ante la duda, ¡sal!

¿Te gustan estos post? No dudes en difundirlos y dejarnos un comentario. ¡Gracias!

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

Momento íntimo, solos tú y yo:

07 Nov 2012

De nuevo estamos aquí para hablar de sexo e intentar aportar ideas que os sean útiles.

Vamos a ponernos en situación: estás tranquilamente con tu pareja, tenéis la oportunidad de entregaros sexualmente, pero lleváis una semana extasiante de trabajo, con montones de preocupaciones y no encontráis la forma de encajar en ese estado físico y psicológico un encuentro sexual.

A la vez piensas: “deberiamos esforzarnos en este terreno tan importante para la pareja, lo tenemos un poco descuidado. Además cuando tenemos sexo nos sentimos mejor, con menos tensiones, más contentos…”

Ambiente sensual.

Bueno, pese al cansancio y el agotamiento, sacas fuerzas y moral y comienzas a imaginar el escenario que puede abrir las puertas al deseo:  luz tenue, música sugerente, velas que al arder desprenden un maravilloso aroma a vainilla, un aceite especial con perfume de rosas para comenzar con un suave y excitante masaje. Si a este escenario le añadimos una lencería sexy, y cualquier otra cosa que os apetezca y os divierta…ya cambia la percepción, incluso te olvidas de los problemas cotidianos y te dejas llevar. Vuestro dormitorio puede transformarse en un escenario perfecto que os prepara para abandonaros en brazos del placer.

Cuando comienza la relación sexual el tiempo se para, el pensamiento también, dejamos fluir nuestras sensaciones corporales sin ponerle cortapisas. Nuestra mente a veces es muy traicionera y en el momento más inapropiado puede traernos un pensamiento que nos aleja del momento de placer (“¿apagué el ordenador?, ¡no he respondido al cliente que me telefoneó!). Si os sucede, hacerlo consciente y deciros mentalmente que luego te ocuparás, todo puede esperar, ahora estás centrado en disfrutar. Ese momento que dedicamos al sexo es nuestro y, en la medida que sea posible, intentad aislaros del mundo.

Buena suerte ¡hoy es un día estupendo para ponerlo en práctica!

En el capítulo 12 de Ysinembargotequiero: “sexo, sexo y más sexo”, encontraréis muchas más claves prácticas para que incorporéis a vuestra vida sexual.

Si pensáis que este post puede ser de utilidad o interesante a personas de vuestro entorno, no dudéis en difundirlo. Asimismo, agradecemos vuestra participación activa, dudas, sugerencias, dado que es un tema que a veces cuesta hablar. Pues aquí podéis hacerlo, ¡ánimo!

3 comentarios. Deja tu comentario →