Tag Archives: miedo

¿Las personas narcisistas son tóxicas?

21 Mar 2013

El miedo es mal compañero de viaje en la pareja.

Encontramos con bastante frecuencia historias de parejas que nos transmiten intensa ansiedad. Son relaciones tensas, en las que el miedo está presente. Miedo a que el otro estalle y la calma se rompa. Generalmente son parejas formadas por uno de los miembros de carácter “fácil”, tolerante, incluso sumiso. Y la otra parte de la pareja es intolerante, imprevisible, egoista y el clima general de la convivencia, lo marca esta parte de la pareja.

Son personas “difíciles”, a las que hay que observar con cautela antes de decirles algo para calibrar lo más exacto posible el riesgo que conlleva hacer o no el comentario.

Se trata de personas egocéntricas, narcisistas e inseguras. Tratan de ganarse el respeto y el poder sembrando cierto clima de tensión. Convivir con una persona así es francamente difícil y además requieren tiempo completo, porque ojo se sientan desatendidos o desplazados, que sacarán la fiera que llevan dentro.

En consulta estamos habituados a tratar con personas así y allí sí se puede trabajar diversos aspectos disfuncionales de su personalidad, pero requiere tiempo y motivación personal para el cambio.

Si convives con una persona así, ponle límites y uno de ellos pasa por ponerse en manos de un profesional de la salud mental para abordar esas dificultades. Si se niega, el problema lo tienes tú y también la responsabilidad de mantener o no una relación tan patológica.

No dudes en compartir con nosotros vuestras dudas, comentarios y sugerencias, seguro son de mucho interés para otras personas. También podéis leer “Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja” que seguro os aporta alguna clave interesante.

Por Olga Córdoba e Iñaki Vázquez

3 comentarios. Deja tu comentario →

¿En qué momento hay que acudir a una terapia de pareja?

10 Mar 2013

No esperemos a que se haga demasiado tarde para solucionar nuestros problemas.

Una pareja puede estar enfangándose más y más en discusiones, desilusión, apatía, hartazgo… y no plantearse pedir ayuda hasta que ya no hay vuelta atrás en su relación. Encontramos un mecanismo psicológico de adaptación progresiva a situaciones que cada vez van a peor, una especie de “más vale lo malo conocido”. Pero en el mundo de las relaciones humanas, como todo en general, lo que no crece y se desarrolla acaba por degradarse y desaparecer.

No nos da miedo en absoluto consultar por cefaleas, artritis o infección de orina, pero nos asusta pedir consejo sobre como mejorar nuestra relación o la manera de educar a nuestros hijos. ¿Es que los problemas de relación no nos hacen padecer igual, o más, que muchas enfermedades físicas? Por fortuna cada vez es más frecuente en nuestro medio acudir a terapia de pareja o de familia y se empieza a ver como algo natural, que puede ayudarnos a superar una determinada situación que no nos deja ser felices.

Tratad de evitar el miedo o la vergüenza, que no llevan a ninguna parte. Pedir ayuda siempre es valiente e inteligente: hay mucho que ganar y casi nada que perder. ¡Ah! Y debés tener en cuenta que los terapeutas… ¡no nos comemos a nadie!

Si quieres saber más sobre las características de una terapia de pareja te invitamos a seguir nuestro blog. También puedes consultar el capítulo de “Ysinembargotequiero: claves para una buena vida en pareja”. Y no olvides dejarnos tus preguntas o comentarios, estaremos encantados de responderlas.

2 comentarios. Deja tu comentario →

La sombra del tiempo…

06 Ene 2013

Gorka Vázquez

Hace algunos años vimos este dibujo estampado en una camiseta, que ahora recreamos de memoria con la ayuda de Gorka Vázquez.

¿Que os parece? ¿Impresiona un poco verdad? Nos hace pensar en un montón de oportunidades que perdimos por esperar demasiado. Por hacer caso a las dudas, por miedo, por inseguridad. Puede ser, como en el dibujo, un momento romántico que se nos fue porque ninguno de los dos se atrevió a dar el paso. Pero también la oportunidad de arreglar una pequeña pelea de pareja que va creciendo, o hacer la “vista gorda” con el problema de un hijo que no queremos enfrentar, hasta que quizá, ya sea demasiado tarde.

En este año que empezamos os proponemos que os lancéis por encima del miedo y de las dudas, que os atreváis a pedir, a decir lo que os gusta y lo que no, a hacer algo diferente, a ser un poco más audaces, a ser más felices y sobre todo, a que nunca más se os haga tarde. ¡Adelante!

¿Te ha gustado este post? Ayúdanos a difundirlo. ¡Gracias!

2 comentarios. Deja tu comentario →