Tag Archives: lealtad

Cómo superar una infidelidad (I):

01 Mar 2013

infidelidadSi vemos estadísticas, casi el 50% de las personas son infieles en algún momento de su relación. Por esto hemos pensado ofreceros una serie de post sobre cómo superar  una infidelidad. Es uno de los problemas más complejos y dolorosos por los que algunas parejas atraviesan y cuando sucede, se tambalean los cimientos de la relación porque implica la ruptura del compromiso de lealtad. Antes de llegar a ese pacto de lealtad y fidelidad, las personas en la relación han ido intimando progresivamente y descubriendo en el otro unas cualidades personales que le hacen ganarse esa entrega y confianza plena. Tenemos que ser conscientes de que ganarse esta lealtad y confianza plena en el otro, cuesta mucho, pero perderla no tanto y recuperarla, aunque no es no es imposible, requiere de importantes esfuerzos.

Cuando decimos a alguien “te soy fiel”, ¿qué le estamos diciendo?:

Formas parte de mi vida y confío plenamente en ti. Te respeto y mi amor hacia ti está por encima de “caprichos” o “aventuras pasajeras”. Te quiero y aunque como personas que somos, vamos a vivir situaciones que nos cuestionen nuestro pacto de fidelidad, intentaré superar ese momento y seguiré apostando por ti. Te admiro y me aportas cosas importantes. Ante las adversidades también te soy fiel, porque estamos para los buenos y para los malos momentos. Creo en ti y confío plenamente en ti. Tú existes para mí incondicionalmente, como yo lo siento en ti…

 ¿Y si tu pareja ha sido infiel? ¿Qué sentirías?

Desconfianza, tristeza profunda por la pérdida de la confianza. Sentiría que algo importante se ha roto, dolor, confusión, baja autoestima, culpabilidad, pérdida de la intimidad, rabia, impotencia, miedo al futuro, nerviosismo y suspicacia ante el temor a que se repita o que siga sucediendo.

Como personas que somos, cualquiera puede descubrirse deseando sexualmente a otra persona que no es su pareja, incluso enamorarse, o simplemente tener un encuentro sexual puntual con una persona desconocida hasta entonces. En otros casos se llega más lejos y hay personas que mantienen relaciones paralelas. Evidentemente estas situaciones son enormemente diferentes y la forma de afrontarlas también será distinta.

Ante una infidelidad ¿Qué hacer? ¿Está todo perdido?

Lo primero es reconocer que ha existido la infidelidad. Tras reconocer que ha existido esa infidelidad, ambos miembros de la pareja deben aceptar que están ante una situación muy crítica, que se tambalean completamente los cimientos de la relación y que en ese periodo inicial de shock no pueden pensar con claridad.

Primero asumir y aceptar lo que ha sucedido, no engañarse y mirar para otro lado o enterrar la cabeza en la arena.  En un segundo momento valorar la situación. No toméis decisiones trascendentales en “caliente”.

En el siguiente post sobre ruptura, avanzaremos un poco más. Pero si deseáis profundizar más, os recomendamos la lectura del Capítulo 14 de “Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja”, donde tratamos extensamente este tema. Animaos a participar compartiendo vuestras experiencias personales o preguntando dudas, que estaremos encantados de resolver.

Un comentario. Deja tu comentario →

LA INFIDELIDAD HACE TAMBALEAR LOS CIMIENTOS DE LA RELACIÓN:

26 Ene 2013
La infidelidad es uno de los motivos frecuentes de consulta.

La infidelidad es uno de los motivos más frecuentes de consulta.

Uno de los momentos más difíciles de superar para una pareja, es cuando uno de ellos ha sido infiel.

Como abordamos en el capítulo 14 de “Ysinembargotequiero”, una infidelidad lleva implícito un gran impacto sobre el que sufre el engaño. Siente la pérdida de la confianza depositada en su pareja, la ruptura de un compromiso entre los dos, un antes y un después puesto que no puede seguir la relación como antes. A partir de ahora, volver a confiar, retomar la intimidad y la autoestima perdida, va a costar un enorme esfuerzo y desgaste emocional.

Pero merece la pena analizar estas situaciones en cada caso particular y contextualizar en qué momento sucedió, cómo estabais como pareja, a qué distancia os encontrabais el uno del otro, si manteníais el deseo sexual, la admiración, si compartíais parcelas en común, si os sentíais satisfechos y contentos de estar juntos. Seguramente a muchos de estos puntos que os señalamos, la respuesta es negativa. Ahí queremos llegar, que ante una infidelidad es momento de reflexionar cómo estábamos previamente con nuestra pareja.

Pero, aunque efectivamente concluyamos que no estábamos bien, no sirve de justificación para ser infiel. No nos parece la mejor forma de resolver un problema de pareja, pero recordad que en el capítulo del enamoramiento (¡Estamos enamorados! Capítulo 2), os decíamos que hay momentos personales en los que estamos más vulnerables a enamorarnos y uno de ellos es éste: tienes problemas con tu pareja y de pronto, aquella persona que tenías cerca desde hacía tiempo (un vecino, un compañero de trabajo, un amigo…) y nunca te había llamado la atención, un buen día comienzas a fijarte en ella…

Ante una infidelidad no está todo perdido, al contrario, a pesar de ser un duro golpe, es posible reconstruir la relación, pero no sin gran esfuerzo. Os animamos a revisar el Capítulo 14 de “Ysinembargotequiero”: “Fidelidad e infidelidad: las dos caras de la moneda”, donde exponemos más profundamente este tema con claves para afrontarlo.

Como siempre, esperamos que os sea de ayuda y encantados recibiremos vuestros comentarios. Un saludo afectuoso a todos los lectores.

 

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

La sinceridad en la pareja: una situación real.

30 Nov 2012

Hoy viernes queremos proponeros un juego de cara al fin de semana. Hemos cogido uno de los ejemplos del libro “YSINEMBARGOTEQUIERO: Claves para una buena vida en pareja“, del apartado que trata sobre la sinceridad para que nos déis vuestra opinión. En una circunstancia así ¿Qué haríais?…

Imaginad que hace tres meses era el décimo aniversario de tu promoción de la universidad. El reencuentro con antiguos amigos, anécdotas, recuerdos, todo ello aderezado con copas, risas y baile. Y además allí está esa persona con la que siempre tonteaste. Ambos sentíais que había una química especial, pero por un orgullo mal entendido, vergüenza o miedo, ninguno se atrevió a dar el paso para iniciar una relación en serio.

Entonces en uno de esos bailes lentos del final de la noche, casi sin gente, en un garito y con dos copas de más, os besáis con cariño durante un rato. Es una tontería, los dos lo sabéis, pero os dejáis arrastrar por la nostalgia y el recuerdo de aquello que pudo haber sido.Al terminar la noche os despedís con un abrazo sabiendo que cada uno volverá con su pareja para continuar su vida, y probablemente no os volveréis a ver.

Al día siguiente os despertáis con vuestra pareja y al mirarla sentís una punzada de culpabilidad. “¡Lo que hice ayer! Cómo se me pudo ir la cabeza. Si es la primera vez que me pasa algo así. Es una tontería, pero no querría que mi pareja lo hubiera hecho. Me gustaría que me lo dijera. Pero yo no sé que hacer…”.

Bueno, ¿y qué vais a hacer? ¿Se lo diréis a vuestra pareja? ¿Seréis sinceros con ella? Animaos a dejar vuestros comentarios. Durante la próxima semana que viene os daremos nuestra opinión sobre esta situación.

Hasta entonces… ¡Buen fin de semana a todos!

10 comentarios. Deja tu comentario →

Celos y autoestima

14 Nov 2012

Podemos sentir celos desde nuestra más tierna infancia…

Queremos dedicar algunos post al tema de los celos y empezaremos diciendo que si queremos o deseamos a alguien siempre tendremos, en algún lugar de nuestra mente (allí donde se guardan los sentimientos), una lucecita que nos alerte del temor a perderlo: son los celos.

Los celos tienen una relación directa con nuestra autoestima: si me siento “poca cosa”, que no sirvo o no doy la talla, que soy incapaz de cubrir las necesidades emocionales, sexuales, intelectuales o de cualquier otro tipo que pueda necesitar mi pareja entonces cualquier persona en la que ésta se fije la viviré como una amenaza y hará disparar mi sentimiento de celos.

Pero, por otro lado, si yo me siento bien conmigo mismo, me veo atractivo, interesante, satisfago sexualmente a mi pareja, tengo un trabajo que considero digno, buenos amigos y mi pareja está enamorada de mí, entonces pensaré: ¿quién hay mejor que yo para mi pareja? En este caso no tendré ningún miedo a que pueda venir alguien y le ofrezca algo que no tenga, porque ya le doy yo mi amor y todo lo que pueda necesitar de otra persona.

Así que la conclusión podría ser: cultívate como persona todo lo que puedas. Siéntete a gusto contigo mismo, resulta atractivo para tus ojos y lo serás para los demás. Tener una buena autoestima es uno de los mejores remedios para los celos.

¿Estás de acuerdo con este post? No dudes en difundirlo o dejarnos un comentario con tu experiencia. ¡Gracias!

5 comentarios. Deja tu comentario →

El placer de la intimidad:

29 Oct 2012

 

La intimidad en la pareja

En este post, queremos hablar de un sentimiento especial que se puede dar en las relaciones de pareja (no solo en las amorosas, sino en otras, como las familiares o de amistad).

Es importante que lo podamos identificar y cultivar, ya que su existencia enriquecerá sin duda nuestra relación. Hablamos de “la intimidad”.  

La intimidad es un tipo de relación interpersonal basada en la franqueza, en la autenticidad de lo que compartes, ya sean deseos, sentimientos o valores.

A casi todos, nos reconforta la sinceridad, la compañía, el poder descubrirnos al otro en libertad, sin ser juzgados, con el alma expuesta y sin temor a ser heridos, ni a que esa información sea posteriormente utilizada en nuestra contra en momentos de discusión.

Cuando confiamos ciegamente en una persona, lo hacemos sin temor, sabemos que vamos a encontrar comprensión incondicional. Las relaciones de pareja que cuentan con intimidad, son como una droga, enganchan mucho.

 Este tipo de relación surge espontaneamente, no es algo que podamos decidir tener o no tener, está fuera de nuestro control.

Pero, evidentemente, si existen ciertos ingredientes en la relación, facilitarán el paso a una relación de intimidad.

 ¿Qué ingredientes de la relación de pareja ayudan a que pueda surgir la intimidad?

 El sentimiento de amor: “a pesar de todo, te quiero”.

 La seguridad en los afectos : “en lo que yo siento por ti”, y viceversa.

 Una actitud reinante de ternura y muestras de cariño en el día a día, con esos pequeños gestos, caricias que nos recuerdan: “te quiero, pídeme lo que necesites que aquí estoy”.

 Una comunicación franca entre los dos, sin juzgar y sin ser juzgados.

 Honestidad: “así soy y así me muestro ante ti”.

 A algunas personas les resulta más complicado mantener relaciones personales que den cabida a la intimidad. Nos referimos a personas invadidas por el miedo.

Desafortunadamente, en la vida hay personas con biografías muy duras que en la edad adulta pagan una elevada factura.

Lo peor es que, sin ser culpables de lo que sufrieron, pasan la vida presas del odio, la rabia, el miedo y el paranoidismo que les pone más difícil ser felices.

Si os sentís así, o en algún momento os habéis identificado con lo que os estamos contando, ¡tranquilos, todo tiene solución! Eso sí, a veces merece la pena pedir ayuda profesional para intentar sentiros más felices y hacer más felices a los que nos rodean…

 

Un comentario. Deja tu comentario →