Tag Archives: crisis

San Valentín y el enamoramiento.

14 Feb 2013
Todos podemos recibir la flecha de Cupido...

Todos podemos recibir la flecha de Cupido…

Hoy día de los enamorados, queremos romper una lanza por esa maravillosa etapa de la relación que llamamos enamoramiento y que es lo más parecido al sentimiento de felicidad que los seres humanos podemos tener. Sí, ya sabemos que es pasajera y que luego las cosas cambian hacia un tipo de amor más tranquilo, pero también más maduro, sólido y real. Pero mientras dure disfrutémosla al máximo, y carguemos nuestras “pilas afectivas” todo lo que podamos. Y a pesar de que esta fecha tiene esa fama de ser comercial y de que “San Valentín es todos los días”, con lo que estamos de acuerdo, seguro que a nuestra pareja y a nosotros mismo nos ilumina la mirada recibir un detalle, un beso o un te quiero especial durante el día de hoy.

Y hablando de enamoramiento, algo que mucha gente no sabe es que hay situaciones en la vida en las que  estamos más predispuestos a un enamoramiento súbito, como por ejemplo cuando atravesamos por algún tipo de crisis personal (“la famosa crisis de los 40”), de pareja, tras una ruptura sentimental…

Así, el hecho de que el enamoramiento en ocasiones nos sorprenda en un momento vital de especial vulnerabilidad, puede acarrear el riesgo de que nos enamoremos de “la persona equivocada”. Virtualmente podríamos enamorarnos casi de cualquier persona y, entonces, ¿cómo saber si es la persona adecuada? ¿Y si ya estoy enamorado/a y no me conviene, qué puedo hacer?

Tranquilidad, todo tiene remedio. Trataremos de dar algún consejo un poco mas adelante, o podéis revisar el capítulo 2: Estamos enamorados, de “Ysinembargotequiero: claves para una buena vida en pareja“.  Pero no pensemos ahora en esto. Hoy es el día de los enamorados. Tan sólo disfrutemos de estar junto a nuestra pareja, recordando que una mirada de amor, una caricia y un “te quiero” pueden ser sin duda, el mejor regalo…

2 comentarios. Deja tu comentario →

¿Y QUÉ PASA CON LA PAREJA CUANDO HAY HIJOS?

29 Ene 2013

BebeRecientemente, en una entrevista para la radio, nos sorprendieron con esta pregunta: ¿Y los hijos, unen o separan a una pareja? Interesante pregunta, ¿verdad? Seguramente las respuestas variarán dependiendo de si tenéis hijos o no.

Desde fuera, el escenario de la historia feliz de una pareja puede ser el siguiente: Pareja que se enamora apasionadamente. Comienzan una relación amorosa y se genera un compromiso que progresivamente va en aumento. Cada vez comparten más y más cosas hasta que se van a vivir juntos, se aman y deciden compartir sus vidas. Pasan unos primeros años felices (tras superar la primera prueba de la convivencia) y llega un punto en que a los dos les surge el deseo de tener un hijo.

Hasta aquí todo perfecto ¿no? Pues avanzamos un poco más. Finalmente nace el niño y todos están súper felices. Y… ¡Colorín Colorado, este cuento se ha acabado!

Si lo dejamos aquí suena idílico, el sueño de muchas personas, lo que les gustaría conseguir en el futuro: una pareja que les quiera, con la que se entiendan bien y con la que formar una familia. Pero conforme pasan los primeros días, comienza a asomar el cansancio de las interminables noches sin dormir, las dudas acerca de qué es mejor para el bebé, las respectivas familias que aparecen más que antes por sus vidas, los primeros desacuerdos respecto a la forma de cuidado de esa criatura…Tampoco hay que olvidar el tiempo que restan los hijos para la vida en pareja (incluyendo la intimidad y las relaciones sexuales) y la personal. Se hace difícil compatibilizar la vida laboral y familiar sin el apoyo mutuo de la pareja.

Y cuando la criatura crece, muchas veces intenta salirse con la suya aunque sea a costa de dividir a sus padres. ¿Y si lo que tu pareja opina sobre la educación del niño no coincide con tu criterio? ¿Y si empezáis con discusiones y utilizáis al niño como excusa o argumento? ¿Y si tu pareja, a pesar de haberos casado civilmente, ahora por no disgustar a su madre quiere bautizarle? Etc…

Os invitamos a responder a la pregunta que nos hicieron en Aragón Radio y sacar conclusiones entre todos. Tras un periodo de tiempo prudencial para que os de tiempo a responder y participar, compartiremos con vosotros nuestra opinión extraída del trabajo con numerosas parejas y familias.

¡Hasta muy pronto y animaos a participar!

Un comentario. Deja tu comentario →

Como superar una ruptura (IV): Apóyate en familiares y amigos. Evita estar sólo.

05 Dic 2012

Vamos con la cuarta entrega de cómo superar una rupura amorosa (podéis consultar las tres primeras aquí). Trata sobre la importancia de estar acompañado durante este proceso…

La familia y los amigos son un pilar sobre el que apoyarse tras una ruptura amorosa.

Sobre todo al principio, apóyate en las personas más cercanas y que mejor van a comprenderte y cuidarte. No tengas vergüenza de molestar o “dar la lata”: si los seres queridos no están para estos momentos dolorosos, ¿para qué están?

Procura no pasar mucho tiempo solo, te sentirás reconfortado y atendido, y evitarás posibles tentaciones.

No dudes en llamar y recuperar antiguas amistades y apuntarte a planes que impliquen estar y conocer a gente nueva. Cuesta mucho, pero, por fortuna, hay medios (existen de un montón de páginas en Internet) para conocer nuevos amigos o realizar actividades en grupos.

También puedes plantearte apuntarte a clases o retomar algún hobbie pendiente que implique estar con personas. Cualquier cosa es válida para tener la mente distraída y estar acompañado.

Sí, sabemos que en los primeros días, e incluso diríamos que semanas, no vamos a tener ganas de hacer ninguna de estas cosas. Pero en cuanto os recuperéis mínimamente hay que empezar a salir. ¿Sin ganas? Sí, así es. Hay que empezar a hacer las cosas sin ninguna gana. Las ganas ya irán llegando después.

Y un último consejo antes de terminar: si tienes la posibilidad de apuntarte a algún plan con amigos o familiares, ten en cuenta esta máxima: ante la duda, ¡sal!

¿Te gustan estos post? No dudes en difundirlos y dejarnos un comentario. ¡Gracias!

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

¿Nos enamoramos por azar? ¿Y si no es de la persona adecuada?

05 Nov 2012

Aunque enamorarse parece algo casual, cosas del azar, que te lo encuentras sin buscarlo y que parece magia, la verdad es que existen etapas de nuestra vida que nos predisponen a ello, durante las cuales estamos “a riesgo” de enamorarnos. Nos referimos a momentos en los que atravesamos por situaciones difíciles.

¡Contigo al fin del mundo!

Son los periodos en que pasamos por algún tipo de crisis personal, como por ejemplo una etapa de crisis con tu pareja, o una ruptura sentimental reciente, o la famosa crisis de los cuarenta… Estas situaciones hacen que nos sintamos desorientados o algo perdidos y es el momento idóneo en el que puede cruzarse alguien en nuestro camino, del que nos enamoraremos perdidamente, y con gran rapidez desaparecerá esa incómoda sensación de inestabilidad. Así, el hecho de que el enamoramiento sea un proceso que nos viene dado desde fuera, incontrolable a la razón y que en ocasiones nos sorprende en un momento vital de especial vulnerabilidad, puede acarrear el riesgo de que nos enamoremos de “la persona equivocada”.

Virtualmente, podríamos enamorarnos casi de cualquier persona y, entonces, ¿cómo saber si es la persona adecuada? ¿Y si ya estoy enamorado/a y no me conviene, qué puedo hacer?

En este mismo sentido, y aunque nos duela y cueste admitirlo, las opiniones de la gente que nos quiere (familia y amigos) son dignas de tenerlas en consideración.
Si nosotros no nos damos cuenta de que la relación no va bien, esta situación es con seguridad evidente para nuestro entorno. Es difícil, pero útil, tratar de dar un voto de confianza a los consejos y opiniones de nuestros familiares y amigos (¡ojo! exclusivamente los más cercanos y de mayor confianza) respecto a nuestra relación.
Si por un instante podemos abstraernos y ponderar con una cierta objetividad lo que nos dicen las personas que más nos quieren, quizá podamos tomar conciencia de cosas que no vemos, o no queremos ver, y las podamos corregir. No tengas miedo de plantearte seria y sinceramente las opiniones de tu entorno más íntimo, probablemente están en lo cierto, aunque te duela.

¿Te ha gustado este post? Déjanos un comentario o reenvíalo si crees que puede ayudar a otras personas. ¡Gracias!

6 comentarios. Deja tu comentario →