Tag Archives: crisis de pareja

Onda mujer completa su Manual Práctico para entender a las mujeres.

28 Mar 2014

MANUAL PRÁCTICO: ‘EL DESAMOR SE INSTALA DESPACITO EN NUESTRAS VIDAS’

Programa: La costilla de Adán (25/03/2014)

Manual práctico para entender a las mujeres

El desamor se instala despacitoen nuestros corazones.

El desamor se instala despacito en nuestros corazones.

Una tertulia amble y desenfadada en el programa La Costilla de Adán:

Olga Córdoba y Carmen Pérez nos ayudan a ampliar nuestro Manual Práctico para entender a las mujeres. Hoy hablamos de desamor ¿se puede prevenir? si no es posible, cómo podemos afrontarlo y asumir la ruptura”.

Escucha todas sus recomendaciones aquí.

Pinchar aquí:

·  <iframe width=”100%” height=”120″ frameborder=”0″ allowfullscreen=”” scrolling=”no” src=”http://www.ivoox.com/player_ej_2957190_1.html”></iframe>

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

¿Por qué los hombres escuchan a sus amigos u otras personas más que a nosotras? Onda Mujer.

18 Feb 2014
¿Por qué la opinión de otras personas le llega más?

¿Por qué la opinión de otras personas le llega más?

Otra semana en el programa La Costilla de Adán, de Onda Mujer, Olga Córdoba y la periodista Marisol Arribas, abordan una situación muy frecuente en las parejas: “por qué los hombres escuchan a sus amigos u otras personas más que a nosotras”.

Ambas expertas coinciden en que esto supone un error de comunicación y la necesidad de  ahondar en los problemas profundos que pueda haber.

Os invitamos a que lo escuchéis porque es divertido y ameno.

Pincha aquí para escuchar el audio: ow.ly/tJKUb

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

¿Se puede perdonar una infidelidad?

17 Ene 2014
Ramón García y Olga Córdoba.

Ramón García y Olga Córdoba.

A propósito de la “presunta” infidelidad del presidente Hollande, Olga Córdoba ha acudido a la mañana de La Cope. Esta vez no ha podido ir acompañada de su compañero Iñaki Vázquez.

Interesante escuchar la opinión de la experta en terapia de pareja sobre un tema muy importante: ¿Se puede superar una infidelidad?, ¿Cómo debe reaccionar el engañado y el que engaña?, ¿Qué factores están implicados para predecir que se superará?…

Intervención breve, pero interesante. Os dejamos el audio para que lo podáis escuchar tranquilamente.

¡Buen fin de semana!

<a href=”http://www.ivoox.com/se-puede-perdonar-infidelidad-audios-mp3_rf_2722768_1.html” title=”¿Se puede perdonar una infidelidad?”>Ir a descargar</a>

 

 

 

 

 

3 comentarios. Deja tu comentario →

¿La llegada de los hijos supone el final del sexo?

24 Nov 2013

los-autores-ysinembargotequieroAlgunos piensan que la llegada de los hijos supone el fin del sexo. A nosotros esta afirmación nos parece muy rotunda y extremista, pero algo de cierto hay en ella.

Unos datos que nos pueden hacer pensar: cuatro de cada 10 madres y padres admiten que encuentran a su pareja menos atractiva y el 53,3% de los divorcios españoles se produce con menores en casa. Visto este inexorable efecto dominó, la primera y más importante prueba de fuego para el matrimonio suele ser la llegada del primogénito/a.

Respondamos algunos interrogantes al respecto:

¿El nacimiento del hijo une o desune a las parejas? El niño fortalece más a las parejas unidas porque constituye el fruto de su amor, mientras que para las que tienen problemas es el detonante de la separación. En no pocos casos, tener un hijo ha sido un intento de mantener en pie una relación que se tambalea. De ahí que las estadísticas demuestren que muchas parejas se separan después de tener un hijo: el nacimiento es uno de los acontecimientos que suele modificar la actividad sexual de los padres, lo que en muchos casos puede provocar discusiones e incluso rupturas.

¿Cómo afecta al día a día de la pareja la llegada del bebé? La llegada del bebé descabala la rutina y la normalidad de las parejas. La personita recién llegada va a demandar toda la atención y energía de sus padres, quedando ellos y su relación de manera inevitable en un segundo plano.

¿El nacimiento del primer hijo puede provocar una crisis de pareja? Todas las parejas sufren con la llegada del primer hijo una crisis evolutiva que es absolutamente normal, y que en la mayoría de los casos se resuelve de manera satisfactoria, siempre y cuando la pareja tuviera previamente una base sólida. En parejas con problemas, la llegada del bebé supone casi siempre un agravamiento de los mismos.

¿Cómo solucionar las asimetrías en la pareja respecto al deseo sexual? No es razonable ni eficaz para una buena relación que alguno de los dos miembros demande placer sexual a su pareja cuando esta no está en condiciones de generarlo. Si se maneja este periodo con madurez, sensatez y generosidad, el deseo sexual volverá más reforzado y con unos contenidos emocionales mucho más ricos.

¿Cómo se sienten algunos papás con el nacimiento del primer hijo? El hombre, a veces se siente como el gran desplazado, con el agravante respecto a la mujer de que sigue teniendo las mismas necesidades sexuales y afectivas, que solo se satisfacen en momentos muy concretos y sin demasiada frecuencia. Ante esta situación, lo que hace quien es inteligente es volcarse en atenciones hacia la reciente madre y hacia su pequeño hijo y asumir la reducción de la actividad sexual.

¿Qué falta en las relaciones sexuales cuando llega el bebé? Nos falta la puesta en escena, los prolegómenos, la espera y los detalles que teníamos el uno con el otro antes de llegar los hijos.

¿Qué factores están implicados en el descenso de las relaciones sexuales? Sin duda, se acorta el tiempo de dedicación a uno mismo y a la pareja. Los factores de cansancio, sueño y estrés importante, todos ellos son aparentemente malos consejeros de la relación sexual, pero en ningún caso causantes de su desaparición.

¿A veces culpamos a los hijos del deterioro de la vida sexual injustamente? Sí, con frecuencia culpamos a los hijos, al trabajo, a la rutina o al estrés de la desgana o desinterés en el terreno sexual, Los hijos están muy a mano para responsabilizarles de nuestro cansancio. Pero podemos esforzarnos activamente para no dejar en el olvido nuestra intimidad de pareja incluso en periodos de cansancio o estrés. Cuanto más tiempo se pase sin tener relaciones, más nos costará retomarlas. El sexo es el termómetro de la pareja y la falta de vida sexual puede estar reflejando un problema subyacente.

¿Cómo podemos mantener a raya a los hijos? Estos son algunos de los consejos prácticos que los especialistas recomendamos a las parejas a la hora de proteger y alimentar su propio espacio sexual y simbólico:


No eternizar la presencia del bebé en el dormitorio de los padres.     Colocar un pestillo en el dormitorio conyugal para evitar las irrupciones indeseadas

Organizar al menos un par de veces al mes actividades sin niños

En dichas ocasiones, evitar las conversaciones alrededor de temas de “logística”: hijos, casa, trabajo…

Priorizar la pareja: el primer beso al llegar, la primera palabra y la primera atención debe ser para ella.

El sexo ha de ser una prioridad.

Procurar no caer en cierta dejadez en el arreglo personal: la apariencia también manda mensajes a nuestra pareja.

Enseñar a los hijos a respetar horarios y costumbres y fijar momentos exclusivamente para la pareja.

No llamar a la pareja “papá” o “mamá”, es deserotizante.

No convertir la vida social de la pareja en una extensión de la de los hijos.

Para más información, os invitamos a conocer nuestro libro Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja. En él encontraréis claves prácticas sobre el mundo de las parejas y los avatares de la vida en común.

6 comentarios. Deja tu comentario →

Cómo discutir bien. Primer paso: baja el volumen

18 Nov 2013

pareja discutiendo“Somos una pareja que nos gusta decir las cosas, expresar nuestros sentimientos. Contar lo que nos gusta y lo que no, confrortar opiniones. Esto nos lleva a “discutir” con cierta frecuencia, pero enseguida sabemos ceder, reajustarnos y llegar a pactos satisfactorios. Es en parte una forma de relacionarnos que tenemos integrada. No nos molesta, sabemos controlarla y no pasamos nunca el limite de la falta de respeto, y si en algun momento lo hemos hecho los dos sabemos retractarnos y pedir perdon. Si algunas parejas pecan de ser demasiado reservadas con lo que piensan o sienten, nosotros quizá lo hacemos por el lado opuesto. Pero tenemos un equilibrio.

En las ultimas semanas ese equilibrio parece haberse roto: las discusiones son cada vez mas frecuentes. Levantamos el tono de voz y en alguna occasion nos hemos faltado al respeto. Cualquier cosa, por minima que sea puede ser el detonante de otro enfado, otra discusion. La convivencia se convierte en algo complicado con roces y gritos. Sabemos que algo tiene que estar motivando esta situcion de crisis y que debemos hacer algo al respecto. Pero hay tanto ruido, todo el rato, que no tenemos la posibilidad de explorarlo. ¿Qué hacer?”

El testimonio anterior nos describe una bastante habitual: parejas con alta expresividad emocional de base, que por algún motivo se descompensan y entran en una dinamica de constantes discusiones y reproches que parece no tener fin. Esa situación se realimenta impidiendo a la pareja explorar los motivos que han podido llevarles hasta ahí.

Cuando en terapia encontramos esta situación en la que los arboles del ruido constante no nos dejan ver el bosque, solo queda plantear la siguiente estrategia: eliminar las discusiones de forma consciente y voluntaria. Sin este primer paso no podremos desentrañar lo que este sucediendo.

Todas las parejas se sorprenden cuando prescribimos esa “prohibicion de discutir” pero aun se sorprenden más cuando se ven capaces de hacerlo y comprueban sus beneficios. Veamos algunas estrategias para conseguirlo.

-Ten en mente que no se puede discutir por ningún motivo.

-Si tienes que pedir algo a tu pareja, hazlo de la manera mas educada posible, aunque suene a forzado.

-Si no estas con el ánimo adecuado y crees que puedes decir cosas que no debes, déjalo para otro momento.

-No saques temas que sabes que pueden encender la chispa de una discusión.

-A veces escribir una nota o un correo electrónico para comunicar algo delicado, hace que tengamos tiempo de reflexionar sobre ello y hacerlo mejor.

-Si a pesar de todo empezais una discusión, recuérdate que está prohibido. Simplemente deja de hacerlo y date una vuelta hasta que te calmes.

-Ante la mínima falta de respeto hacia tu pareja, rectifica y discúlpate cuanto antes; aunque tengas razón en el fondo, no se justifican las formas.

Si sigues estos pasos podrás  bajar el volumen de las discusiones y el ruido. Enhorabuena, has dado un paso imprescindible para resover aquello que os lleva a estar así, y mejorará vuestra relación.

¿Te gustan los post de Ysinembargotequiero? Compártelos con aquellos a los que les puedan servir y no olvides dejarnos tus comentarios y sugerencias. Y como siempre te invitamos a leer “Ysinembargotequiero: claves para una buena vida en pareja”. ¡Feliz semana!

2 comentarios. Deja tu comentario →

¿Qué es un hijo “parentificado”?

29 May 2013
Las jerarquías son necesarias para un buen funcionamiento familiar.

Las jerarquías son necesarias para un buen funcionamiento familiar.

Siguiendo con el tema de las relaciones de padres e hijos, queremos hablar sobre un tema que ya insinuamos en la entrada anterior y que ha suscitado varios comentarios y debates. Se trata de los hijos “parentificados”. ¿Qué queremos decir con este término?

 
Un hijo parentificado es aquel que toma dentro de la familia un papel que no le corresponde y que se acerca más a las funciones o al poder que detentan los padres, que al que le corresponde por ser uno más de los hermanos. Veamos algunos ejemplos para ilustrarlo.
 
-Ese hijo decide dónde hay que ir de vacaciones, y su opinión vale tanto como la de los padres y más que la de sus hermanos.
-Se permite reprender a sus hermanos y tiene privilegios que ellos no tienen.
-Se le deja opinar de temas que no le corresponden, como decisiones en el ámbito económico o temas laborales de los padres.
-Mantiene una relación de intimidad con alguno de los padres, siendo partícipe de confidencias o secretos de la pareja que no debería conocer.
-Recoge las quejas y reproches que se dan entre los padres y opina de los temas de la pareja posicionándose a favor de uno y en contra del otro.
Aunque hay ocasiones en las que un hijo puede tomar parcialmente algunas de las responsabilidades de sus padres y ser algo adaptativo (como por ejemplo en una enfermedad del padre o la madre), el tipo de situaciones que hemos descrito pueden ser muy perjudiciales para el desarrollo emocional de los hijos, y causar en determinados casos, problemas psicológicos en ellos.
 
Cuando observamos estas dinámicas, encontramos con frecuencia que uno de los padres está fomentando o favoreciendo la situación, y busca en el hijo “parentificado” un apoyo en el que volcar sus problemas o frustraciones de pareja. Es habitual descubrir por tanto un conflicto en la relación de los padres que, una vez resuelto, devolverá al hijo a la posición que debe ocupar dentro de los hermanos. Cuando el hijo regresa a la posición que le pertenece dentro de la jerarquía familiar, aunque al principio lo vive mal porque siente que pierde poder, a medio plazo sentirá un gran alivio al poder desprenderse de la responsabilidad que llevaba a sus espaldas.
Si quieres saber más acerca de estos temas te invitamos como siempre a consultar nuestro libro Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja”. Y por supuesto no olvides dejarnos tus comentarios y reflexiones.
2 comentarios. Deja tu comentario →