¿Es posible encontrar la pareja ideal?

22 Oct 2012

Nines y Javier, nuestra “pareja ideal”.

Muchas veces nos hemos hecho esta pregunta. ¿Es posible encontrar a nuestra pareja ideal? Y en ese caso, ¿cómo debería ser? Veamos el ejemplo de Nines y Javier para ver si nos dan alguna pista…

Nines y Javier se conocen desde hace diez años. Se enamoraron locamente el uno del otro, descubriendo que les encantaba estar juntos, que se complementaban a la perfección. Muy pronto decidieron compartir sus vidas.

Mantienen un perfecto equilibrio entre trabajo y vida personal. No tienen hijos ni proyecto de tenerlos porque así lo han decidido.

Hoy por hoy se quieren, se divierten, comparten algunos hobbies y respetan el espacio personal del otro. Son capaces de sorprenderse y de jugar, mantienen el sentido del humor contra viento y marea, e intentan no caer en la rutina y dejarse llevar.

Es importante para ellos el respeto mutuo, sin pretender que el otro cambie.

Esta pareja parte de una manera similar de pensar y de ver el mundo, pese a lo diferentes que son entre ellos. Sus amigos les describen como tolerantes, flexibles y dialogantes, son la envidia de todos ellos.

Se cuidan, se apoyan, se hacen compañía, se aportan gran ternura, se complementan de maravilla.Les encanta conversar, compartir ideas, sentimientos, preocupaciones, intercambiar deseos, ilusiones, planes de futuro…

Nines y Javier, disfrutan tremendamente de su intimidad. Cuidan mucho su vida sexual, dando cabida a las fantasías sexuales de cada uno. No conciben una relación de pareja sin buen sexo.

Para ambos es importante mantener la fidelidad.

De vez en cuando sufren sus pequeñas y no tan pequeñas crisis, pero con diálogo, empatía y negociación, llegan a acuerdos beneficiosos para los dos, y así afrontar los pequeños problemas de manera que no se acumulen “cuentas pendientes” para el futuro.

            Se quieren, se entienden, se atraen sexualmente, se cuidan, se apoyan, se miman, se tratan con ternura. Tienen complicidad, se divierten, conversan, se admiran, se sorprenden, se complementan, resuelven sus problemas con diálogo y sin muchas dificultades. Además las condiciones externas a ellos también son favorables (familia, amigos, trabajo, situación económica). Son la pareja que todos soñamos tener, la pareja ideal.

Seguro que en este momento estáis pensando que vuestra pareja no se parece a la descrita e incluso os sentís un poco agobiados. ¡Tranquilidad! No conocemos a nadie (o casi) que tenga tanta suerte. Pero merece la pena esforzarse día a día para parecerse un poco más a ellos, ¿verdad?

2 comentarios. Deja tu comentario →