Archive / Ideas

RSS feed for this section

Elogio a las mujeres de 40 años:

03 Abr 2014
Dra. Olga Córdoba, feliz a sus 46 años.

Dra. Olga Córdoba, feliz a sus 46 años.

La mujer de 40 años antes de cumplirlos, teme llegar a ellos por miedo a envejecer, a verse mal, a sentirse mayor. Pero nada más lejos de la realidad. Por regla general, las mujeres, al cumplir los 40, sienten que pisan fuerte, transmiten seguridad en sí mismas y generalmente han alcanzado una estabilidad emocional y personal importante.

En esta etapa, suele coincidir, que los avatares más duros de la vida y los mayores esfuerzos personales para conseguir sus metas, ya los han conseguido y empiezan a recoger frutos de lo sembrado y a disfrutar de las pequeñas cosas que ofrece la vida. Estos logros suelen ser personales (de pareja y familia) y profesionales.

En lo personal, es lógico que llegados los 40, simplemente por las experiencias vividas, te hayas forjado una autoestima considerable que te ayuda a sentirte bien, a sentirte segura de ti misma, aceptándote como eres, y no sólo aceptación, sino orgullo personal de ser como eres y llegar hasta aquí con coherencia.

Este momento vital, suele coincidir con estabilidad personal en otras áreas de tu vida: Si has querido formar una familia, generalmente a esta edad ya has superado esa meta, con honrosas y respetables excepciones. Es el momento de empezar a recuperar tu espacio personal, cierta independencia. Tus hijos te necesitan menos, recuperas parcelas personales que tenías un poco abandonadas.

Con tu pareja, también es momento de reencuentro, porque todo el espacio ya no lo ocupan los niños.

Suele coincidir con estabilidad económica y laboral, lo cual te permite también cierto relax. Aunque hoy en día con la situación actual socioeconómica, no podemos generalizar en este aspecto.

A nivel sexual es una etapa inmejorable, porque físicamente una mujer actual a los 40, está en su mejor momento para disfrutar serena y plenamente.

Posee el atractivo de la seguridad personal, la experiencia y todavía es bella. Sin olvidar que generalmente ya se ha liberado de prejuicios y represiones sexuales, superando complejos e inseguridades del pasado.

Por finalizar, podemos concluir que la mujer a los 40 años, pisa fuerte y sabe disfrutar plenamente de la vida. Si tienes una mujer de 40 ó más en tu vida, no la dejes escapar!

Os recordamos que podéis seguir leyendo temas interesantes sobre el mundo de la pareja en el libro de cabecera Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja. Encantadísimos atenderemos vuestras sugerencias, dudas y comentarios a través de este blog. Buen fin de semana a todos.

 

Un comentario. Deja tu comentario →

Mi pareja es “Bipolar”

20 Mar 2013
Los cambios de humor pueden obedecer a diferentes causas.

Los cambios de humor pueden obedecer a diferentes causas.

Parece que el término “bipolar” está muy de moda, está en la calle, en el lenguaje coloquial. Lo escuchamos para describir el comportamiento de algunas personas (“tiene esos enfados porque es bipolar”), en relación a personajes famosos de la historia o de la actualidad que pudieron padecerlo (Hemingway, Linconl, Kurt Covain, Van Gogh…) o porque nos enteramos que un familiar o amigo está diagnosticado de esta dolencia y toma medicación para ello.

Pero, al igual que sucede con otros muchos términos médicos o psiquiátricos vemos que se emplea en ocasiones de manera incorrecta. Así, muchas personas definen a alguien como bipolar, cuando tiene un comportamiento cambiante o imprevisible. Veamos algunos ejemplos:

“Lo mismo está eufórico, que al rato siguiente se pone a llorar”.

“Tiene un genio tremendo, de pronto pierde los nervios y grita como un loco, e incluso rompe cosas de la casa”.

“Unos días está muy cariñoso y al siguiente no te dirige la palabra”.

“No es que me porte mal a propósito, lo que me pasa es que soy bipolar”.

En estos ejemplos que vemos a diario, los cambios de humor, los descontroles de impulsos y el comportamiento cambiante, tienen que ver más con aspectos del carácter o el control de los impulsos que con un trastorno bipolar real. El significado bipolar en términos médicos, es bien distinto. El Trastorno Bipolar es una enfermedad psiquiátrica. Se trata de una alteración del estado del ánimo. Generalmente se intercalan periodos de ánimo depresivo con otros de euforia. La duración de estos periodos suele ser de semanas (e incluso meses) y no pocas horas o momentos puntuales como hemos visto en los ejemplos anteriores. La persona que lo padece, no puede controlar estos cambios de humor y  precisa tratamiento farmacológico e incluso a veces ingreso hospitalario.

Así que es importante no confundir este término, porque como decimos puede servir a algunos para justificar un comportamiento inadecuado, que realmente podría cambiar si se lo propusiera. Pero recordad: ante la duda no dejéis de consultar a un profesional que aclare el diagnóstico. Un trastorno bipolar “real” se debe tratar siempre, y además disponemos de buenas armas terapéuticas para ello. Pero si la conducta de tu pareja o familiar no se debe a esto, el enfoque tendrá que ser otro muy distinto.

Esperamos que este post sea útil y como siempre animaos a dejar vuestros comentarios, dudas o sugerencias. Hasta pronto.

 

Un comentario. Deja tu comentario →

El camino de la relación de pareja

19 Oct 2012

Imagina lo siguiente: dos personas avanzan juntas por el centro de un largo camino de tierra. Como muchos caminos, éste tiene una ligera inclinación hacia los lados para que cuando llueva, el agua se desplace hacia las cunetas y no se formen charcos. Esta inclinación es  muy útil, pero de una manera sutil también hace que nuestros protagonistas, al caminar, se desvíen un poco hacia fuera, cada uno hacia un lado.

Así cada pocos kilómetros de viaje distraído se dan cuenta de que se han alejado unos metros el uno del otro y tienen que corregir el rumbo para volver a acercarse y continuar juntos. Pero, además, el camino tiene de vez en cuando algunos baches y zanjas, piedras y ramas caídas, que, al evitarlas, hacen más fácil el desvío de rumbo de cada uno de nuestros caminantes.

Y tienen que volver a hacer el esfuerzo de acercarse para seguir caminando juntos.

Así funcionan las relaciones de pareja. Si tan sólo nos dejamos llevar, mantenemos la inercia sin corregir el rumbo cuando hace falta, podemos descubrir que pasado el tiempo y casi sin darnos cuenta, nos hemos alejado el uno del otro de una manera irresoluble.

¿Te has parado a pensar en qué punto del camino estáis? No dejes que la inercia guíe el rumbo de la relación. 
2 comentarios. Deja tu comentario →