Archive / Familia

RSS feed for this section

Los secretos de la felicidad en pareja:

08 Feb 2014
ysinembargotequiero

El libro de parejas, escrito para parejas que aspiran a mejorar su vida amorosa.

Con este título, muchos y muchas pensaréis: ” ¡Qué interesante, a ver qué nos dicen los expertos sobre el tema!”.
Lejos de pretender manualizar vuestras relaciones de pareja con recetas mágicas que no funcionan, sí queremos reflexionar acerca de la importancia de las pequeñas cosas de la vida cotidiana, pero no menos importantes.
Con ejemplos prácticos, os vais a identificar mejor:
-Qué agradable resulta despertarte por la mañana, aunque el sonido de la alarma del despertador resulte tediosa, pero a continuación tu pareja te da los buenos días con un beso y una sonrisa. Ya se te olvidó la sensación horrible de cansancio.
-O llegas a casa, cansado, a veces agobiado por temas laborales, pero sabes que llegas a tu hogar, que te vas a encontrar a alguien que te escucha, comprende y acompaña. Simplemente con llegar a casa y sentirte protegido, qué gusto. Por no hablar de la alegría que dan los hijos cuando te ven y se lanzan a tus brazos.
-Ante problemas de la vida, con tu familia de origen, como la pérdida de un ser querido, o la enfermedad de un familiar cercano o de un buen amigo… Sentir que no estás sólo, que tienes a alguien a tu lado incondicional, leal, en quien te puedes apoyar y abrir con confianza plena, eso forma parte de la felicidad.
-Una pequeña caricia en el sofá mientras veis vuestra serie favorita, un te quiero, una pequeña muestra de cariño que nos recuerda: ” te quiero y aquí estoy para lo que necesites”, eso seguramente se acerca a lo que la mayoría entendemos por felicidad.
-Todo lo anterior, junto al deseo sexual mutuo como otra forma de expresión de amor, son ingredientes que seguramente nos ayudan a conseguir una buena vida en pareja.

Y si queréis leer más claves en este sentido, os invitamos a leer Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja. Por cierto, un regalo acertadísimo para San Valentin.

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

Nueva colaboración con dos estupendas iniciativas: familias.com y serfelices.org

26 Ene 2014

Hoy queremos presentaros nuestra recién estrenada colaboración con dos páginas web dedicadas a mejorar la vida de las personas.

familias.comUna es la muy conocida www.familias.com Una plataforma internacional con más de 450 colaboradores en todo el mundo y 300 millones de visitas mensuales, que realizan una estupenda labor de difusión sobre todos los ámbitos de las relaciones familiares.

Y la otra es www.serfelices.org una iniciativa radicada en Argentina pero con vocación internacional en el mundo de habla hispana, que nace con la vocación de ayudar a las personas a encontrar el bienestar y la felicidad que buscan. Allí podréis encontrar multitud de recursos y la posibilidad de contactar con terapeutas y profesionales de diferentes paísesserfelices.org

Nuestra enhorabuena y apoyo a estas dos estupendas iniciativas y gracias por contar con nosotros para llevarlas adelante.

Os dejamos los enlaces para que podáis visitarlas:

www.familias.com

www.serfelices.org

Un saludo a todos y os deseamos un estupendo fin de semana!

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

Hijos únicos: ventajas e inconvenientes

07 Ene 2014
Hijo único

Existen muchos “mitos” alrededor de los hijos únicos.

Hay una tendencia a pensar que los hijos únicos son más caprichos y egoístas así como que tendrían más dificultad para relacionarse con otros niños o manejar los conflictos entre sus iguales. Pero esto obedece más a una creencia popular que a la realidad. Numerosos estudios confirman que no es necesaria la convivencia con hermanos o la rivalidad con estos a para que los hijos únicos aprendan a compartir, socializar y resolver los problemas de relación con normalidad. Estas funciones pueden ser perfectamente suplidas por los amigos y compañeros de colegio.

Algunas ventajas destacadas entre los hijos únicos son la capacidad para forjar una autoestima mayor, aprender a manejar mejor los momentos de soledad y fortalecer el carácter. También el hecho de recibir la atención y estimulación exclusiva por parte de los padres, lleva en muchas ocasiones a que los hijos únicos tengan un mayor rendimiento académico que los que tienen más hermanos.

Por otro lado existe el riesgo de que los padres vuelquen excesivas expectativas en estos hijos, llegando a abrumarles en ocasiones, y que si además no son satisfechas, sientan el peso de la decepción de sus padres.

En los tiempos que corren cada vez más personas se ven limitadas a una política de “hijo único”, no por deseo sino por la incapacidad económica de mantener a dos o más hijos. Pero también encontramos padres que conscientemente deciden no tener más hijos porque les parece “injusto” tener que dividir la atención. Es una opción personal que cada vez toman más personas, pero en nuestra opinión cuando nace un nuevo hijo, aunque la atención se divida inevitablemente, el amor se multiplica, y compensa esa menor atención.

Tener hermanos favorece además la capacidad de compartir y luchar por un puesto en la familia, y casi todas las personas agradecen de adultos tener hermanos con los que compartir los avatares de la vida.

En definitiva, aunque en general podemos pensar que tener más de un hijo ofrece algunas ventajas a lo lo largo de la vida, ser hijo único no implica ninguna problema (e incluso algunas ventajas como hemos visto más arriba) siempre y cuando no se caiga en un excesivo hipercontrol o volquemos expectativas excesivas en ellos.

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

¿La llegada de los hijos supone el final del sexo?

24 Nov 2013

los-autores-ysinembargotequieroAlgunos piensan que la llegada de los hijos supone el fin del sexo. A nosotros esta afirmación nos parece muy rotunda y extremista, pero algo de cierto hay en ella.

Unos datos que nos pueden hacer pensar: cuatro de cada 10 madres y padres admiten que encuentran a su pareja menos atractiva y el 53,3% de los divorcios españoles se produce con menores en casa. Visto este inexorable efecto dominó, la primera y más importante prueba de fuego para el matrimonio suele ser la llegada del primogénito/a.

Respondamos algunos interrogantes al respecto:

¿El nacimiento del hijo une o desune a las parejas? El niño fortalece más a las parejas unidas porque constituye el fruto de su amor, mientras que para las que tienen problemas es el detonante de la separación. En no pocos casos, tener un hijo ha sido un intento de mantener en pie una relación que se tambalea. De ahí que las estadísticas demuestren que muchas parejas se separan después de tener un hijo: el nacimiento es uno de los acontecimientos que suele modificar la actividad sexual de los padres, lo que en muchos casos puede provocar discusiones e incluso rupturas.

¿Cómo afecta al día a día de la pareja la llegada del bebé? La llegada del bebé descabala la rutina y la normalidad de las parejas. La personita recién llegada va a demandar toda la atención y energía de sus padres, quedando ellos y su relación de manera inevitable en un segundo plano.

¿El nacimiento del primer hijo puede provocar una crisis de pareja? Todas las parejas sufren con la llegada del primer hijo una crisis evolutiva que es absolutamente normal, y que en la mayoría de los casos se resuelve de manera satisfactoria, siempre y cuando la pareja tuviera previamente una base sólida. En parejas con problemas, la llegada del bebé supone casi siempre un agravamiento de los mismos.

¿Cómo solucionar las asimetrías en la pareja respecto al deseo sexual? No es razonable ni eficaz para una buena relación que alguno de los dos miembros demande placer sexual a su pareja cuando esta no está en condiciones de generarlo. Si se maneja este periodo con madurez, sensatez y generosidad, el deseo sexual volverá más reforzado y con unos contenidos emocionales mucho más ricos.

¿Cómo se sienten algunos papás con el nacimiento del primer hijo? El hombre, a veces se siente como el gran desplazado, con el agravante respecto a la mujer de que sigue teniendo las mismas necesidades sexuales y afectivas, que solo se satisfacen en momentos muy concretos y sin demasiada frecuencia. Ante esta situación, lo que hace quien es inteligente es volcarse en atenciones hacia la reciente madre y hacia su pequeño hijo y asumir la reducción de la actividad sexual.

¿Qué falta en las relaciones sexuales cuando llega el bebé? Nos falta la puesta en escena, los prolegómenos, la espera y los detalles que teníamos el uno con el otro antes de llegar los hijos.

¿Qué factores están implicados en el descenso de las relaciones sexuales? Sin duda, se acorta el tiempo de dedicación a uno mismo y a la pareja. Los factores de cansancio, sueño y estrés importante, todos ellos son aparentemente malos consejeros de la relación sexual, pero en ningún caso causantes de su desaparición.

¿A veces culpamos a los hijos del deterioro de la vida sexual injustamente? Sí, con frecuencia culpamos a los hijos, al trabajo, a la rutina o al estrés de la desgana o desinterés en el terreno sexual, Los hijos están muy a mano para responsabilizarles de nuestro cansancio. Pero podemos esforzarnos activamente para no dejar en el olvido nuestra intimidad de pareja incluso en periodos de cansancio o estrés. Cuanto más tiempo se pase sin tener relaciones, más nos costará retomarlas. El sexo es el termómetro de la pareja y la falta de vida sexual puede estar reflejando un problema subyacente.

¿Cómo podemos mantener a raya a los hijos? Estos son algunos de los consejos prácticos que los especialistas recomendamos a las parejas a la hora de proteger y alimentar su propio espacio sexual y simbólico:


No eternizar la presencia del bebé en el dormitorio de los padres.     Colocar un pestillo en el dormitorio conyugal para evitar las irrupciones indeseadas

Organizar al menos un par de veces al mes actividades sin niños

En dichas ocasiones, evitar las conversaciones alrededor de temas de “logística”: hijos, casa, trabajo…

Priorizar la pareja: el primer beso al llegar, la primera palabra y la primera atención debe ser para ella.

El sexo ha de ser una prioridad.

Procurar no caer en cierta dejadez en el arreglo personal: la apariencia también manda mensajes a nuestra pareja.

Enseñar a los hijos a respetar horarios y costumbres y fijar momentos exclusivamente para la pareja.

No llamar a la pareja “papá” o “mamá”, es deserotizante.

No convertir la vida social de la pareja en una extensión de la de los hijos.

Para más información, os invitamos a conocer nuestro libro Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja. En él encontraréis claves prácticas sobre el mundo de las parejas y los avatares de la vida en común.

6 comentarios. Deja tu comentario →

Cómo tratar con las “familias políticas”

30 Sep 2013

La mañana de la Cope. Olga Córdoba Iñaki Vázquez Javi NievesComo muchos pudisteis escuchar el pasado viernes 27, tratamos en nuestra colaboración habitual en el programa que dirige y presenta Javi Nieves, “La mañana de la Cope” el tema de las familias políticas. Aquí os dejamos algunos puntos de reflexión, que pueden resultar útiles e interesantes a la hora de mejorar la relación con nuestros suegros y cuñados, pero también la de ellos con nuestra pareja. Ahí van:

Poned límites claros a la relación con las familias respectivas. Puede ser más o menos estrecha, pero siempre que os sintáis cómodos los dos. En caso de no tenerlo claro, habladlo y llegad a pactos que os satisfagan a ambos.

No hables mal de tu pareja a tus padres. Por un lado les das permiso para que ellos también lo hagan, y por el otro, aunque a ti se te olvide o no le des tanta importancia, ellos lo recordarán siempre.

-No “impongas” a tu familia a tu pareja, y viceversa.

-Tu familia no es mejor o peor que la suya, es distinta. Criticarles es en parte criticar a tu pareja.

-Sentir que nuestra pareja se pone sistemáticamente de lado de su familia puede ser muy doloroso. No lo hagas también tú.

-A veces hay que defender a tu pareja delante de tus padres, aunque no tenga razón.

-Nuestra familia nos quiere y se preocupa por nosotros. Aunque pueda molestarnos, si nos trasmiten preocupación respecto a nuestra pareja, conviene mirar detrás de sus palabras por si hay algo que podemos mejorar en nuestra relación.

-En parejas en crisis, cuantas más personas “participan” y opinan, peor suelen ir las cosas.

Estos y otros temas salieron durante la conversación con Javi Nieves y Maria de Meer. Aquí tenéis el enlace del audio completo.

http://vod.cope.es/audio/2013/09/27/audio_13802829931498522884.mp3

Y como siempre, os remitimos a nuestro libro “Ysinembargotequiero: claves para una buena vida en pareja”, para saber más sobre el mundo de las relaciones. No olvidéis dejarnos vuestras experiencias y comentarios. ¡Un saludo a todos y buena semana!

Sin comentarios todavía. Deja tu comentario →

En vacaciones de verano, ¿sexo o discusiones?

18 Ago 2013
En verano, sexo, sexo y más sexo.

En verano, sexo, sexo y más sexo.

En vacaciones estivales pasamos mucho más tiempo con nuestra pareja, con nuestros hijos, incluso a veces con las familias políticas. Esta convivencia tan estrecha y constante, puede ser motivo de discusiones y tensiones.
Pero también las vacaciones de verano tienen un aspecto positivo para la pareja que nos gustaría recordar, enfatizar y recomendar. En verano se estimula la libido, en general tenemos más predisposición a tener relaciones sexuales con mayor frecuencia que durante el resto del año. Lógicamente el sentirnos sin obligaciones laborales que ocupan nuestro pensamiento, liberarnos del estrés del día a día y el entorno agradable que suele rodearnos en vacaciones, ayuda a sentirnos con más apetito sexual.
Nuestra propuesta es esta: ¿por qué no intentamos disfrutar con nuestra pareja durante este verano de buen sexo? Además de sentirnos más cerca el uno del otro, más contentos y más relajados, os garantizamos que discutiréis muchísimo menos por las pequeñas cosas de la convivencia.

Y si queréis leer más sobre sexo, os recomendamos el capítulo 12 de “Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja”.
Esperamos vuestros comentarios y experiencias. Hasta muy pronto!

Un comentario. Deja tu comentario →

¿Qué es un hijo “parentificado”?

29 May 2013
Las jerarquías son necesarias para un buen funcionamiento familiar.

Las jerarquías son necesarias para un buen funcionamiento familiar.

Siguiendo con el tema de las relaciones de padres e hijos, queremos hablar sobre un tema que ya insinuamos en la entrada anterior y que ha suscitado varios comentarios y debates. Se trata de los hijos “parentificados”. ¿Qué queremos decir con este término?

 
Un hijo parentificado es aquel que toma dentro de la familia un papel que no le corresponde y que se acerca más a las funciones o al poder que detentan los padres, que al que le corresponde por ser uno más de los hermanos. Veamos algunos ejemplos para ilustrarlo.
 
-Ese hijo decide dónde hay que ir de vacaciones, y su opinión vale tanto como la de los padres y más que la de sus hermanos.
-Se permite reprender a sus hermanos y tiene privilegios que ellos no tienen.
-Se le deja opinar de temas que no le corresponden, como decisiones en el ámbito económico o temas laborales de los padres.
-Mantiene una relación de intimidad con alguno de los padres, siendo partícipe de confidencias o secretos de la pareja que no debería conocer.
-Recoge las quejas y reproches que se dan entre los padres y opina de los temas de la pareja posicionándose a favor de uno y en contra del otro.
Aunque hay ocasiones en las que un hijo puede tomar parcialmente algunas de las responsabilidades de sus padres y ser algo adaptativo (como por ejemplo en una enfermedad del padre o la madre), el tipo de situaciones que hemos descrito pueden ser muy perjudiciales para el desarrollo emocional de los hijos, y causar en determinados casos, problemas psicológicos en ellos.
 
Cuando observamos estas dinámicas, encontramos con frecuencia que uno de los padres está fomentando o favoreciendo la situación, y busca en el hijo “parentificado” un apoyo en el que volcar sus problemas o frustraciones de pareja. Es habitual descubrir por tanto un conflicto en la relación de los padres que, una vez resuelto, devolverá al hijo a la posición que debe ocupar dentro de los hermanos. Cuando el hijo regresa a la posición que le pertenece dentro de la jerarquía familiar, aunque al principio lo vive mal porque siente que pierde poder, a medio plazo sentirá un gran alivio al poder desprenderse de la responsabilidad que llevaba a sus espaldas.
Si quieres saber más acerca de estos temas te invitamos como siempre a consultar nuestro libro Ysinembargotequiero. Claves para una buena vida en pareja”. Y por supuesto no olvides dejarnos tus comentarios y reflexiones.
2 comentarios. Deja tu comentario →