Archive / Enamoramiento

RSS feed for this section

¿Es posible enamorarse a los 60 como a los 30?

04 May 2013
El amor y la pasión no conocen edad.

El amor y la pasión no conocen edad.

El amor pasados los 60, puede ser igual de intenso que a los 30. A los que todavía somos jóvenes, nos parece que el amor a edades más maduras es diferente, por la cantidad de experiencias vitales que acumulan y de las decepciones vividas. Pero no es así, las personas que se quedan solas por diferentes motivos y no le dan la espalda al amor, nos cuentan que sienten intensamente, que en el amor no hay edad. Por lo tanto, es posible enamorarse como un colegial a partir de los 60.

Otro mito es que el sexo y el deseo sexual desaparecen conforme envejecemos. Pues no es esto lo que nos dicen las parejas de cierta edad. Puede que la intensidad física o la frecuencia disminuyan, pero estos aspectos son ampliamente sustituidos por el conocimiento de nuestro cuerpo, de cómo responde, de lo que nos gusta y nos hace sentir placer, y en cómo hacérselo sentir a nuestra pareja. El deseo sexual permanece, y más aún si se trata de una pareja recién constituida. La edad no hace desaparecer el gusto por gustar, el placer de amar y ser amados y como no, de una noche de pasión.
El amor, la sensualidad, el erotismo, residen en nuestra mente y en nuestro corazón, no en el físico. No dejes que el calendario marque el ritmo de tu sexualidad.
Nos encanta que nos dejéis vuestras experiencias y comentarios, y cómo no, os invitamos a leer “Ysinembargotequiero: claves para una buena vida en pareja” si queréis saber más cosas sobre éste y otros temas del mundo de las relaciones. ¡Hasta pronto!
4 comentarios. Deja tu comentario →

De la pareja ideal al verdadero amor. Los “enamorados del amor”.

28 Feb 2013

 

¿No podría ser así siempre?

¿No podría ser así siempre?

Veíamos que al principio de la relación, en la etapa de enamoramiento, idealizábamos a nuestra pareja. Todo de él o ella nos parecía bien. No encontrábamos casi ningún defecto y si lo había lo disculpábamos, minimizándolo o pareciéndonos “gracioso”. Pero llega un momento en el que la realidad se va imponiendo y comenzamos a ver a nuestra pareja más como es, con sus virtudes y sus defectos. Es aquí cuando iniciamos el camino del enamoramiento al verdadero amor.

Muchas parejas no son capaces de superar esta fase de “desidealización”. En el momento en el que empiezan a descender de las nubes para vislumbrar tierra, sienten que las cosas ya no son las mismas: esto ya no funciona… no nos entendemos…  ya no es como antes… qué desilusión… no podemos seguir juntos…”, y deciden que la persona que tienen a su lado no es con la que quieren compartir su vida. Por fortuna muchas otras resuelven esta etapa de manera satisfactoria y consolidan felizmente sus lazos amorosos.

Pero algunas personas repiten este esquema constantemente en todas y cada una de sus relaciones. Sólo conciben estar con una pareja mientras se está en pleno enamoramiento, y, en cuanto este sentimiento empieza a ceder, no son capaces de soportarlo y abandonan. Y así hasta la próxima relación, que durará lo que el nuevo flechazo de Cupido. Es lo que se ha llamado en ocasiones “estar enamorado del amor”. Obviamente esta dinámica impide la consolidación de la pareja y puede hacer sufrir mucho a la persona que la repite, que no entiende por qué sus relaciones duran tan poco tiempo y siempre acaban igual.

Sin entrar en demasiado detalle, comentaremos que esto puede suceder por varios motivos, aunque casi siempre encontramos una base importante de inmadurez emocional.

Por suerte este tipo de situaciones pueden ser tratadas, sobre todo si la persona lo vive como un problema que le impide avanzar satisfactoriamente en sus relaciones de pareja.

¿Qué te parece esto de los “enamorados del amor”? Puedes profundizar sobre este tema en el capítulo 4 de “Ysinembargotequiero: claves para una buena vida en pareja”. Y no te olvides de dejarnos un comentario. Compartir tu opinión o tus experiencias es una excelente manera de ayudar a los demás. ¡Anímate! 

Un comentario. Deja tu comentario →

San Valentín y el enamoramiento.

14 Feb 2013
Todos podemos recibir la flecha de Cupido...

Todos podemos recibir la flecha de Cupido…

Hoy día de los enamorados, queremos romper una lanza por esa maravillosa etapa de la relación que llamamos enamoramiento y que es lo más parecido al sentimiento de felicidad que los seres humanos podemos tener. Sí, ya sabemos que es pasajera y que luego las cosas cambian hacia un tipo de amor más tranquilo, pero también más maduro, sólido y real. Pero mientras dure disfrutémosla al máximo, y carguemos nuestras “pilas afectivas” todo lo que podamos. Y a pesar de que esta fecha tiene esa fama de ser comercial y de que “San Valentín es todos los días”, con lo que estamos de acuerdo, seguro que a nuestra pareja y a nosotros mismo nos ilumina la mirada recibir un detalle, un beso o un te quiero especial durante el día de hoy.

Y hablando de enamoramiento, algo que mucha gente no sabe es que hay situaciones en la vida en las que  estamos más predispuestos a un enamoramiento súbito, como por ejemplo cuando atravesamos por algún tipo de crisis personal (“la famosa crisis de los 40”), de pareja, tras una ruptura sentimental…

Así, el hecho de que el enamoramiento en ocasiones nos sorprenda en un momento vital de especial vulnerabilidad, puede acarrear el riesgo de que nos enamoremos de “la persona equivocada”. Virtualmente podríamos enamorarnos casi de cualquier persona y, entonces, ¿cómo saber si es la persona adecuada? ¿Y si ya estoy enamorado/a y no me conviene, qué puedo hacer?

Tranquilidad, todo tiene remedio. Trataremos de dar algún consejo un poco mas adelante, o podéis revisar el capítulo 2: Estamos enamorados, de “Ysinembargotequiero: claves para una buena vida en pareja“.  Pero no pensemos ahora en esto. Hoy es el día de los enamorados. Tan sólo disfrutemos de estar junto a nuestra pareja, recordando que una mirada de amor, una caricia y un “te quiero” pueden ser sin duda, el mejor regalo…

2 comentarios. Deja tu comentario →

¿Nos enamoramos por azar? ¿Y si no es de la persona adecuada?

05 Nov 2012

Aunque enamorarse parece algo casual, cosas del azar, que te lo encuentras sin buscarlo y que parece magia, la verdad es que existen etapas de nuestra vida que nos predisponen a ello, durante las cuales estamos “a riesgo” de enamorarnos. Nos referimos a momentos en los que atravesamos por situaciones difíciles.

¡Contigo al fin del mundo!

Son los periodos en que pasamos por algún tipo de crisis personal, como por ejemplo una etapa de crisis con tu pareja, o una ruptura sentimental reciente, o la famosa crisis de los cuarenta… Estas situaciones hacen que nos sintamos desorientados o algo perdidos y es el momento idóneo en el que puede cruzarse alguien en nuestro camino, del que nos enamoraremos perdidamente, y con gran rapidez desaparecerá esa incómoda sensación de inestabilidad. Así, el hecho de que el enamoramiento sea un proceso que nos viene dado desde fuera, incontrolable a la razón y que en ocasiones nos sorprende en un momento vital de especial vulnerabilidad, puede acarrear el riesgo de que nos enamoremos de “la persona equivocada”.

Virtualmente, podríamos enamorarnos casi de cualquier persona y, entonces, ¿cómo saber si es la persona adecuada? ¿Y si ya estoy enamorado/a y no me conviene, qué puedo hacer?

En este mismo sentido, y aunque nos duela y cueste admitirlo, las opiniones de la gente que nos quiere (familia y amigos) son dignas de tenerlas en consideración.
Si nosotros no nos damos cuenta de que la relación no va bien, esta situación es con seguridad evidente para nuestro entorno. Es difícil, pero útil, tratar de dar un voto de confianza a los consejos y opiniones de nuestros familiares y amigos (¡ojo! exclusivamente los más cercanos y de mayor confianza) respecto a nuestra relación.
Si por un instante podemos abstraernos y ponderar con una cierta objetividad lo que nos dicen las personas que más nos quieren, quizá podamos tomar conciencia de cosas que no vemos, o no queremos ver, y las podamos corregir. No tengas miedo de plantearte seria y sinceramente las opiniones de tu entorno más íntimo, probablemente están en lo cierto, aunque te duela.

¿Te ha gustado este post? Déjanos un comentario o reenvíalo si crees que puede ayudar a otras personas. ¡Gracias!

6 comentarios. Deja tu comentario →