Momento íntimo, solos tú y yo:

De nuevo estamos aquí para hablar de sexo e intentar aportar ideas que os sean útiles.

Vamos a ponernos en situación: estás tranquilamente con tu pareja, tenéis la oportunidad de entregaros sexualmente, pero lleváis una semana extasiante de trabajo, con montones de preocupaciones y no encontráis la forma de encajar en ese estado físico y psicológico un encuentro sexual.

A la vez piensas: “deberiamos esforzarnos en este terreno tan importante para la pareja, lo tenemos un poco descuidado. Además cuando tenemos sexo nos sentimos mejor, con menos tensiones, más contentos…”

Ambiente sensual.

Bueno, pese al cansancio y el agotamiento, sacas fuerzas y moral y comienzas a imaginar el escenario que puede abrir las puertas al deseo:  luz tenue, música sugerente, velas que al arder desprenden un maravilloso aroma a vainilla, un aceite especial con perfume de rosas para comenzar con un suave y excitante masaje. Si a este escenario le añadimos una lencería sexy, y cualquier otra cosa que os apetezca y os divierta…ya cambia la percepción, incluso te olvidas de los problemas cotidianos y te dejas llevar. Vuestro dormitorio puede transformarse en un escenario perfecto que os prepara para abandonaros en brazos del placer.

Cuando comienza la relación sexual el tiempo se para, el pensamiento también, dejamos fluir nuestras sensaciones corporales sin ponerle cortapisas. Nuestra mente a veces es muy traicionera y en el momento más inapropiado puede traernos un pensamiento que nos aleja del momento de placer (“¿apagué el ordenador?, ¡no he respondido al cliente que me telefoneó!). Si os sucede, hacerlo consciente y deciros mentalmente que luego te ocuparás, todo puede esperar, ahora estás centrado en disfrutar. Ese momento que dedicamos al sexo es nuestro y, en la medida que sea posible, intentad aislaros del mundo.

Buena suerte ¡hoy es un día estupendo para ponerlo en práctica!

En el capítulo 12 de Ysinembargotequiero: “sexo, sexo y más sexo”, encontraréis muchas más claves prácticas para que incorporéis a vuestra vida sexual.

Si pensáis que este post puede ser de utilidad o interesante a personas de vuestro entorno, no dudéis en difundirlo. Asimismo, agradecemos vuestra participación activa, dudas, sugerencias, dado que es un tema que a veces cuesta hablar. Pues aquí podéis hacerlo, ¡ánimo!